Virgen de Fátima en Portugal. 105 años de las apariciones. 13 mayo

Este acontecimiento mariano, que tuvo lugar en 1917 en Portugal, dio un fuerte impulso al Rosario.


Todo comenzó en una aldea de Portugal, en el municipio de Vila Nova de Ourém. Los protagonistas de esta historia fueron tres pastorcillos.  Es una advocación de la Virgen Santísima a la que está ligado de una manera inseparable el «secreto», y a este, notables influencias en acontecimientos ideológicos, morales, políticos, sociológicos y espirituales del hombre a lo largo del siglo XX. Fuente: Alfa y Omega.

Un 13 de mayo de 1917Francisco, Jacinta Martos y Lucía de Jesús dos Santos, tres pastorcillos, recibieron la aparición de la Virgen María. En estas apariciones la Virgen les va transmitiendo el llamado “mensaje de Fátima, acompañado de signos espectaculares y curaciones milagrosas. El núcleo de dicho mensaje pertenece a la columna vertebral del Evangelio: la conversión, la oración y la penitencia, junto con la invitación a rezar el Rosario y a consagrar el mundo y cada uno de nosotros a su Inmaculado Corazón. 

Cien años después Francisco y Jacinta Martos fueron canonizados por el papa Francisco.

El milagro más importante de Fátima es la conversión del corazón y de vida de tanta gente que sucede aquí sin que se vea” (Antonio Marto obispo de Leiria-Fátima).

Este 13 de octubre, la Iglesia celebrará los 105 años de las apariciones de la Virgen María en Fátima, Portugal, acontecimiento que tuvo lugar en 1917 y que vino a dar un fuerte impulso a la devoción mariana y al rezo del rosario.

Hace 5 años, durante el centenario de las apariciones, el Papa Francisco viajó a esta ciudad para canonizar a dos de los tres niños videntes, los hermanos Jacinta y Francisco Marto, dejando pendiente el proceso de Sor Lucía Dos Santos, la tercera de aquellos sencillos pastores, quien vivió más años que sus dos primos e ingresó a un convento de clausura.

El mensaje de Fátima versa en torno al arrepentimiento y la penitencia, y a una exhortación a rezar el rosario todos los días.
En el llamado Tercer Secreto de Fátima, la Virgen anunció el atentado contra “un obispo vestido de blanco” que fue el Papa Juan Pablo II, y también anunció una larga cadena de mártires que dejó a la Iglesia el siglo XX en varias partes del mundo.
Leer: El día que Elvis Presley le cantó a la Virgen de Fátima

Cuando ocurrieron las que tuvieron lugar del 13 de mayo al 13 de octubre de aquel año, su aprobación no fue inmediata, a pesar de que hubo cientos de testigos que presenciaron el milagro de “la danza del sol”. Teólogos analizaron si hubo alguna contradicción teológica en los mensajes que la Virgen María dio a los pastores videntes, por lo que se tuvo que levantar un proceso en el que participaron varios especialistas.

DESDE LA FE