Chinandega

Vendedores Ambulantes: Poco circulante y bajas ventas en esta Semana Santa en playas de Chinandega

La mayoría de veraneantes cargaron su comida por la situación económica y la pandemia”, mencionó Cárdenas.


Los vendedores ambulantes que ofrecieron sus productos en las playas de Chinandega, reportaron bajas ventas en comparación a otros años, creen que la crisis económica y de salud causada por la pandemia de la Covid 19 provocó poca movilización a los balnearios.

Brenda Cárdenas, llego muy temprano de Nagarote a la playa de Paso Caballos para ofrecer sus quesillos dijo, que las ventas estuvieron frías durante la semana, “el Viernes Santo tuve buenas ventas, hoy domingo de Resurrección no ha sido igual.

La mayoría de veraneantes cargaron su comida por la situación económica y la pandemia”, mencionó Cárdenas.

En la populosa playa se movilizaron vendedores de esquimos, raspados, cocteles, comida rápida, pescado frito, dulces, entre otros.

Anabel Gutiérrez, invirtió en botellas de agua y refrescos, un producto el que considera se mueve como pan caliente por la temporada. “no le niego que he vendido bastante, creo que tiene que ver con el producto que estoy ofreciendo.

Gracias a Dios desde el viernes las cosas mejoraron para algunos vendedores” dijo.

En cambio, Santiago Ramo, vendedores de Eskimo no tuvo la mejor de la suertes, “todo está palmado, las ventas han estado palmadas.

Invierto 200 córdobas de pasaje para movilizar el carrito desde Chinandega, a Paso Caballos, y ni siquiera para eso saque hoy porque no he vendido nada”, aseguro el vendedor de helados.

Licor se vendió como pan caliente.

A quienes si le fue de maravilla en estas vacaciones de verano fue a los vendedores de licor quienes desde el domingo de ramos colocaron sus bares y toldos a lo largo de la playa de Paso Caballos, y otras para ofrecer la variedad de licores, cervezas y cocteles