Nacionales

Unos 300 nicaragüenses varados en Costa Rica esperan permiso para entrar al país

El grupo no tiene relación con los traslados de nicaragüenses que está haciendo Panamá. Algunos de estas personas residían en Costa Rica. SAN FRANCISCO – La Dirección de Migración de.


El grupo no tiene relación con los traslados de nicaragüenses que está haciendo Panamá. Algunos de estas personas residían en Costa Rica.

SAN FRANCISCO – La Dirección de Migración de Costa Rica confirmó el jueves que unos 300 nicaragüenses, -entre ellos niños, mujeres y ancianos-, esperan en el sector fronterizo de Peñas Blancas para poder ingresar a Nicaragua debido a nuevas restricciones migratorias de ese gobierno para evitar más contagios del nuevo coronavirus.

La institución también dio a conocer que muchas de estas personas tenían algún trámite migratorio o residencia en curso en Costa Rica, pero han decidido abandonar ese país.

Los migrantes varados desde el sábado alegan que se les está negando el ingreso a su país, ya que las autoridades nicaragüenses les piden una prueba negativa de COVID-19 para ser admitidos. Ese requisito es nuevo y forma parte de una resolución emitida por el Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA), la cual exige que toda persona que quiera ingresar a Nicaragua debe presentar una prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en un periodo no máximo a 72 horas.

Una nota de prensa emitida por MINSA y publicada en el portal oficial del gobierno, cita que los viajeros cuya prueba resulte negativa y no presenten síntomas relacionados al virus podrán tener libre movilidad en el país y que se les dará seguimiento por parte de personal sanitario durante 14 días.