Especiales

Tu cerebro te cuenta historias para sobrevivir

Cerebro
Cuando estás en una situación estresante, tu cerebro te contará historias para protegerte. Cortesía | Niú

Digamos que fuiste a tu trabajo como todos los días, tuviste una larga jornada, saliste a varias reuniones. Y de repente, cuando estás a punto de irte para tu casa, buscás tu celular para ver la hora: ¡Zaz! No lo tenés en la bolsa. De inmediato empezás a repasar en tu cerebro dónde pudo estar y en un segundo ya recorriste tu día.

En cierto momento te convencés, que lo dejaste en la mesa de la sala de espera del sitio de tu última reunión. No solo te convencés, lo recordás clarísimo: Ves tu celular junto a los periódicos, lo visualizás ahí y estás seguro que fue ese el sitio donde lo dejaste. ¿Pero qué pasa cuando vas al lugar y no está ahí? Y de repente ya en la desesperación, te das cuenta que cayó bajo el asiento del carro.

Pero cómo, si estabas seguro que lo dejaste en la mesa, lo viste ahí y no recordaste haberlo tomado de regreso. Esa es solo una de las formas en que tu cerebro te cuenta historias en situaciones críticas, en este caso, la pérdida del celular se ha vuelto para los seres humanos, una cuestión de vida o muerte.

Tu memoria te puede mentir

La premisa según Pere Estupinyà, investigador y autor del libro «El ladrón de cerebros. Comer cerezas con los ojos cerrados”, se basa en que bajo el efecto de la preocupación, el cerebro trata de resolver el problema de la manera más rápida, pero en este caso, la función de la memoria es la que más falla.

“La memoria es una de las mayores fuentes de engaños, el cerebro se inventa algunas cosas. Por ejemplo, si intentas recordar cuando te bañaste hoy, te ves en el baño desde fuera, aunque no te hayas visto. Lo que has visto son tus manos y algunas partes, pero no desde fuera. Hay muchos hechos como este. En situaciones de estrés se pueden llegar a inventar falsos recuerdos. La memoria es muy falaz”, dice Estupinyà a la BBC.

De acuerdo al investigador, el cerebro ha ido evolucionando para adaptarse al entorno. Los sentidos, aparecieron en el ser humano con una única función, que es sobrevivir, dejar descendencia, pasar los genes y no morir mientras esto pasa, es la selección natural. “El cerebro ha ido evolucionando para eso, para cumplir el mandato de la selección natural. A veces la verdad puede no ser adaptativa o ser irrelevante, entonces al cerebro le da igual. No es su función”, comenta.

Te protege del peligro

Para Estupinyà, esto es una acción que el cerebro realiza para protegerte. “Por ejemplo, si uno va por la selva y ve un palo, puede que te parezca que es una serpiente. Nunca te ocurrirá que veas una serpiente y la confundas con un palo”, explica. Según el investigador, es mejor que creamos que estamos ante la presencia de un peligro y actuemos en consecuencia a ello, y para hacerlo, está el cerebro diciendote a la primera, que lo que estás viendo no es un palo, sino una serpiente y deberías alejarte de eso.

“En otro ámbito más abstracto -añade Estupinyà- el cerebro te hace ver la realidad a tu conveniencia. Ajusta la realidad a tus deseos y creencias, aunque esto no tenga base científica. Lo más útil es saber que pueden existir los engaños del cerebro. Quizás no sabrás cuándo, pero saber que el cerebro te puede engañar, y saber que bajo el estrés reaccionamos de manera diferente”, detalla el investigador.

Texto por NIU.com.ni, leé el artículo original aquí

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: