Internacionales

Trump anuncia orden ejecutiva para proteger a bebés sobrevivientes del aborto

El proyecto para la “protección de bebés nacidos vivos” se ha presentado varias veces en el Congreso, pero no ha llegado a convertirse en ley.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles una orden ejecutiva para que la atención médica sea obligatoria para los bebés sobrevivientes del aborto.

“Hoy anuncio que firmaré la orden ejecutiva ‘Born-Alive’ (Nacido vivo) para asegurar que todos los preciosos bebés nacidos vivos, sin importar sus circunstancias, reciban la atención médica que merecen. Este es nuestro sacrosanto deber moral”, dijo Trump en un video que fue transmitido el 23 de septiembre durante Desayuno Nacional de Oración Católica, realizado de forma virtual. 

El proyecto para la “protección de bebés nacidos vivos” se ha presentado varias veces en el Congreso, pero no ha llegado a convertirse en ley. Se estancó en la Cámara de Representantes entre 2019 y 2020 debido a que hubo un número insuficiente de miembros que firmó una “discharge petition”, petición que habría provocado una votación al respecto. 

El proyecto no habría creado ningún nuevo límite o restricción para el acceso al aborto, pero hubiera hecho que los bebés nacidos vivos después de un intento de aborto reciban atención médica adecuada, similar a la que se brinda a un niño de la misma edad gestacional nacido en una circunstancia diferente. Varios estados han aprobado su propia versión del proyecto de ley.

El texto completo de la orden ejecutiva aún no se ha publicado, pero se espera que refleje la misma intención que la legislación federal sobre el tema. 

Trump también anunció que su administración estaría “aumentando los fondos federales para la investigación neonatal, para garantizar que cada niño tenga la mejor oportunidad de prosperar y crecer”. Septiembre es el mes de concientización sobre la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. 

El Desayuno Nacional de Oración Católica fue reprogramado debido a la pandemia de coronavirus, pues debía realizarse a fines de marzo. 

Esta es la primera vez que Trump participa en el evento; sin embargo, funcionarios de su gobierno, incluido el vicepresidente Mike Pence y el exjefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, han asistido al desayuno en los últimos años. 

Leonard Leo, copresidente de la Sociedad Federalista y presidente del comité del Desayuno Nacional de Oración Católica, presentó al presidente Trump. Leo elogió los esfuerzos del gobierno para proteger las escuelas confesionales y la libertad religiosa.

Leo también elogió el compromiso de Trump con la defensa de la vida. El presidente ha adoptado una postura activa en contra del aborto, convirtiéndose en el primer presidente en funciones en dirigirse a la Marcha por la Vida, y anunciar planes para expandir la política de la Ciudad de México, la cual prohíbe que se brinde ayuda externa federal a organizaciones que promueven o realizan abortos.

El gobierno republicano ha recibido elogios de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) por esos esfuerzos, pero a la vez, enfrenta sus críticas por poner fin a una moratoria sobre la pena de muerte federal y autorizar la ejecución de varios presos en las últimas semanas y meses.

El evento virtual contó con un discurso de apertura de Mons, Robert Barron, Obispo Auxiliar de Los Ángeles. También se concedió el premio anual “Christifideles Laici” al Fiscal General, William Barr.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.