Tras seis meses cerradas por el COVID-19, Iglesias abrieron nuevamente sus puertas a los fieles

Los fieles volvieron a vivir de forma presencial la misa de domingo en Nicaragua. Este 4 de octubre la Iglesia Católica autorizó reabrir los templos, bajo un estricto protocolo de bioseguridad.


Los Templos Católicos de Nicaragua abrieron nuevamente sus puertas el pasado domingo 4 de octubre para que los fieles vivieran nuevamente de forma presencial la misa dominical.

La semana pasada la Conferencia Episcopal a través de un comunicado autorizó reabrir los templos despues de realizar consultas con expertos nacionales e internacionales y junto a ello un estricto protocolo de bioseguridad.

La mayoria de los templos a los largo de todos el país acogieron a decenas de feligreses quienes acudieron con tapabocas y alcohol, además en la entrada eran desinfectados con alcohol liquido o gel.

“Ya podemos acercarnos a nuestros templos, pero con toda la prudencia, con todas las medidas propias de seguridad”, dijo el cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, al celebrar una eucaristía.

Explicó que las diversas diócesis, a través de sus obispos y sus consejos pastorales, elaboraron “protocolos sencillos para participar en la eucaristía”, que incluye el uso obligado de mascarillas.

Recomendaciones

El Episcopado recomendó que no asistan niños, ni ancianos, tampoco adultos que presenten fiebre.

Brenes, también arzobispo de Managua, indicó que, por el momento, la participación de los feligreses a las eucaristías es “limitada” por medidas de seguridad, por lo que pidió compresión y prudencia.

La presencia de fieles en las eucaristías estaba suspendida desde marzo pasado, cuando el Episcopado se declaró en “autocuarentena”, tras detectarse el primer caso de Covid-19 en Nicaragua.

El Episcopado no tomó en cuenta las orientaciones del Gobierno de Nicaragua, que ha mantenido su llamado a las aglomeraciones y no establece restricciones para detener la propagación de la pandemia, un tema que ha despertado la preocupación en la Organización de los Estados Americanos (OEA) y en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según el Ministerio de Salud (Minsa), el coronavirus ha dejado 151 muertos y 5.170 casos confirmados, desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, registra 2.751 fallecidos por síntomas relacionados con la pandemia, incluyendo neumonía, y 10.513 casos sospechosos.

Nicaragua es un país de mayoría católica, ya que el 58,5 % de sus 6,4 millones de habitantes dicen profesar esta religión, según el último censo nacional.

Con colaboración del medio digital DESPACHO505