Sexta peregrinación acuática al amanecer

Ayer sábado al amanecer con la VI Peregrinación Acuática, se recordó el 455 aniversario de la llegada a las tierras de Agateyte de Nuestra Señora del Trono, Patrona de los católicos nicaragüenses.

Veintitrés lanchas, que incluye el apoyo del Distrito Naval del Pacifico (DNP) y autoridades locales, los peregrinos surcaron el estero Las Playitas en Corinto, giraron al norte por el “Rajadero”, y entre manglares con la salida del sol y el espejo de agua “Los Mameles”, se divisó el Estero Doña Paula hasta recalar en el antiguo Puerto La Posesión-El Realejo.

Es parte del recorrido que hizo la imagen en 1562, en aquellos primeros años coloniales para quedarse por siempre y ser alabada en el Santuario Nacional Mariano en la ciudad de El Viejo.

El arribo al antiguo astillero del Puerto La Posesión ocurrió a las 6: 45 de la mañana fue apoteósico con abundante pólvora, filarmónicos y aplausos de los peregrinos que esperaban con el efusivo grito de ¿Quién Causa Tanta Alegría?.

Al mediodía se cumplió con la hora del Ángelus, al atardecer el obispo Bosco Vivas Robelo, ofició la Santa Eucaristía, posterior un retablo cultural impulsado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), que incluye rondallas de marimbas, que dio lugar a la vigilia y la presencia de más de dos mil católicos peregrinos nacionales y del exterior.

Fe de generación en generación

Esta madrugada de domingo la imagen en hombros de los peregrinos salieron de la legendaria parroquia Santiago Apóstol y para completar el periplo se acercara a la ciudad de El Viejo al amanecer.

Benjamín Chávez, comunicador occidental dijo que así se revive la entrada triunfal de la Virgen en un acto de transmisión de fe de una generación a otra. Anoche precisamente cierra el año litúrgico dedicado a la Biblia. La peregrinación acuática es en vísperas de las novenas a la Purísima.

La profesora Jazmina Navas, dijo que era la primera ocasión que llega a la peregrinación por la que se enrumbo en lancha para llegar hasta El Realejo. “Muy interesante por la presencia de las autoridades, la salida y el recibimiento con toda la feligresía”, comentó Navas.

La chinandegana Karina Escoto, dijo que era muy interesante recibir a la sagrada imagen, una peregrinación acuática maravillosa.

Perteneció a Santa Teresa de Ávila

  • El párroco Eduardo Suazo, en el templo Santiago Apóstol de El Realejo, recordó que fue Pedro Zepeda de Ahumada, hermano de Santa Teresa de Ávila a quien pertenecía la imagen, que ingresó hace 455 años al puerto histórico de El Realejo.
  • “Por eso es la patrona de Nicaragua, a quien veneramos como patrona y como madre” señalo el religioso.
Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: