Nacionales

Se confirma la presencia de la variante delta del coronavirus en Costa Rica

De los 16 casos confirmados, siete personas están recuperadas, nueve aún están en proceso de recuperación del virus.


Las autoridades de salud confirmaron la presencia en Costa Rica de la variante delta del SARS-CoV-2, virus causante de la covid-19.

El ministro de Salud, Daniel Salas, lo indicó en conferencia de prensa la tarde de este martes, que se detectaron 16 casos: 12 costarricenses y cuatro extranjeros; de los infectados, 11 son mujeres entre los 16 y 64 años y cinco hombres con edades entre 21 y 34 años.

“Esto no significa que esta es la cantidad de personas que tienen la variante delta en el país, la vigilancia se hace de una cantidad muy disminuida de todos los casos”, recordó Salas.

El jerarca sugiere que esta variante puede estar mucho más presente en nuestro territorio, y que a ella puede deberse el que la desaceleración de los casos reportados sea menor a la esperada.

De los 16 casos confirmados, siete personas están recuperadas, nueve aún están en proceso de recuperación del virus.

Tres personas ya estaban vacunadas: dos con el producto de Pfizer y uno con Johnson & Johnson.

Los vacunados con Pfizer ya habían superado los 14 días posterior a la inmunización. La persona vacunada con Johnson y Johnson contabilizaba 10 días posteriores a su inmunización y no había alcanzado la máxima protección.

Ninguna de las personas ha requerido hospitalización, ni ha fallecido.

Los síntomas que más han presentado coinciden de con los de otras variantes: fiebre (22,9%), tos (20,83%) y cefalea (dolor de cabeza, 16,67%).

Otros síntomas detectados son dolor de garganta (10,42%), dolor muscular (8,33%), y dolor de articulaciones (6,25%).

Tres de las personas con esta variante indicaron que habían salido del país: a Nicaragua, México y Estados Unidos. Además, dentro de estas personas hay un turista de origen alemán.

Francisco Duarte, director del Laboratorio de Genómica del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), coordinador de los análisis, indicó que esta variante se detectó en todo el país.

En la provincia de Alajuela cinco casos:

– 2 en el cantón de San Carlos

– 1 en Alajuela centro

– 1 en Guatuso

– 1 en San Ramón.

– En la provincia de San José cinco casos:

– 3 en el cantón de San José

– 1 en Desamparados

– 1 en Pérez Zeledón.

-En Puntarenas dos casos:

– 1 en el cantón Central

– 1 en Corredores.

-En Heredia dos casos:

– 1 en Barva

– 1 en el cantón Central.

-En Limón un caso en el cantón Central

– En Cartago un caso en El Guarco.

¿Cómo se determina que se trata de delta? La vigilancia genómica consiste en analizar una muestra de los virus gen por gen e identificar mutaciones (cambios genéticos) propias de cada variante. Fue así como se vio que estos 16 casos tenían las mutaciones características de delta.

El análisis genómico arrojó los datos este lunes, sin embargo, dado el tiempo que toma el estudio, las infecciones se dieron desde semanas antes, estas personas se diagnosticaron con el virus entre el 13 de junio y 10 de julio.

Desde semana atrás, el jerarca había advertido de la importante de mantener las medidas de prevención ante la posibilidad de que delta ya circulara en el país. Se trata de una variante más transmisible, pero no más mortal.

Las medidas de prevención son las mismas a las ya conocidas.

¿Por qué esta variante es ‘de preocupación’?

Delta, variante vista por primera vez en India, tiene varias mutaciones (cambios en su genética), pero dos preocupan más.

Ambas mutaciones están en la proteína espícula o espiga, también llamada S, ubicada en la superficie del virus y vital por ser la “puerta de entrada” del virus a las células humanas.

Una de las mutaciones se llama L452R, relacionada con la posibilidad de mayor transmisibilidad.

Además, está asociada con una reducción en la neutralización de un tipo de tratamiento que se estudia contra el virus, los anticuerpos monoclonales. Una neutralización podría afectar su efectividad.

L452R se relaciona con una reducción moderada de la neutralización del virus, lo que podría hacer que algunas vacunas no generen la eficacia deseada en algunas personas.

La otra mutación se denomina E484K y podría alterar la forma de una parte del virus crucial para el reconocimiento inmunitario. En otras palabras, al cambiar su forma es como si usara un disfraz, entonces la memoria de nuestras defensas creada con la vacunación no la reconocería de la misma forma.

Mayor transmisión

En la opinión del virólogo Aris Katzourakis, lo que ha hecho que delta se disemine así es su alta transmisibilidad y no su poder para evadir las vacunas.

“Si la variante alfa (vista por primera vez en Reino Unido) realmente es 50% más transmisible que el virus ‘original’ y delta es 50% más transmisible que alfa, estaríamos hablando de un virus el doble de transmisible que las variantes iniciales”, declaró a la revista científica Science.

Una posible razón, según el médico estadounidense Eric Topol, es que podría replicarse mejor dentro del cuerpo, y, entre más copias del virus tengamos (más carga viral) este podría ser más transmisible.

Una de las mayores preocupaciones es que esta variante afecta más a niños y jóvenes. Una de las posibles razones es que todavía no hay vacunas autorizadas para menores y que aún sean muy pocos los adolescentes inmunizados.

“Esta variante Delta es tremendamente peligrosa. La población susceptible es mayor, más numerosa y más joven”, manifestó Álvaro Salas, médico costarricense y especialista en Salud Pública.