Sucesos

Prohíben explosivos pero detectan feroz bombardeo en el Golfo de Fonseca

bombas

Cuatro pescadores son investigados ante el uso de explosivos para pescar.

Foto: Archivo

En una época cuando se prohibió el mortero, la bomba mata suegra y la carga cerrada, el poderoso explosivo de mecha lenta (que explota bajo el agua) sigue arrasando los recursos naturales en los bancos de pesca.

Cuatro pescadores fueron presentados por el Distrito Naval del Pacífico, la noche del martes tras descubrirse que lanzaron explosivos cuando empezaban a faenar, que incrementa la catástrofe con los recursos marinos en el Océano Pacífico.

El bombardeo al mar para extraer desde los bancos de pesca es de beneficio perverso y momentáneo para los pescadores y los acopios del marisco, pero constituye una tragedia para el océano y las futuras generaciones.

“Ellos saben perfectamente que las bombas están arruinando al océano; la guerra con este explosivo demuele todo a su paso y junto a este contamina el agua y todos sus recursos”, expuso el poblador Ervin Espinoza.

La embarcación “Jennifer Valeska I”, fue ubicada frente a Santa Julia, Potosí, zona del Golfo de Fonseca. El delito con el uso de explosivos, es de pesca ilegal con bomba artesanal de acuerdo a la Ley 510.

Retenidos

En el informe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, indica que el patrón o capitán de la lancha capturada es Jervin Ariel Reyes Miranda, de 30 años, y los marineros Germán José Ortiz Ruiz, de 23, Manuel de Jesús López Vargas, de 18 y Pedro Valentín Medrano Torres, de 32.

El cuarteto de pescadores del municipio de El Viejo, se les remolcó hasta la base naval en Potosí donde se les retuvo.

Escucharon estruendo

Aunque el explosivo fue escuchado por los infantes a varios metros y se ubicó rápidamente la lancha, al no obtener el cuerpo del delito podrían ser liberados en las próximas horas.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: