Sucesos

Policía Nacional tras la búsqueda de hombre que asesinó a madre e hija ganaderas en Mulukukú

Las autoridades están en la búsqueda de un hombre de 30 años.


La Policía Nacional de Nicaragua informó este jueves sobre los asesinatos de Luz Maritza González Valle y su hija, Diagnnie Dayiris Boniche González, en la comarca Kurinwasito, municipio de Mulukukú, en la Región de la Costa Caribe Norte de Nicaragua.

Las fallecidas son reconocidas ganaderas en la región norte del país.

“A la 1:00 de la madrigada, a través del Centro de Emergencia (línea 118) persona que se identificó con iniciales M.G.G., informó de la muerte de las ciudadanas Luz Maritza González Valle de 53 años de edad y de su hija Diagnnie Dayuris Boniche González, de 29 años”, refirió la institución a través de un comunicado.

De acuerdo a las investigaciones de la Policía Nacional, el ciudadano Wilmer Antonio González Méndez, de 30 años de edad, era trabajador de las fallecidas, y “motivado por el robo y las rencillas personales, le realizó disparos con arma de fuego” Luz Maritza González, y “agredió con objeto contundente” a Diagnnie Boniche.

Según el examen del equipo forense, las causas de muertes fueron shock hipovolémico y trauma craneoencefálico severo por golpe con objeto contundente.

“Policía Nacional continúa las investigaciones de este hecho criminal, búsqueda y captura del delincuente Wilmer Antonio González Méndez, para remitirlo a la orden de las autoridades competentes”, resalta la nota de prensa.

La Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) se pronunció sobre el fallecimiento de las ciudadanas.

“Damos nuestro acompañamiento y sinceras condolencias a la familia doliente ante tan irreparable pérdida”, se pronunciaron a través de un comunicado.

Agregaron que están “consternados por el terrible asesinato de dos mujeres dignas representantes de la ganadería nicaragüense (…) Orientamos a toda su membresía a apoyar con cualquier información que pueda dar con el paradero del asesino lo más antes posible para que la ley se encargue de castigarle con la pena máxima”.

Faganic solicitó a la Policía y al Ejército de Nicaragua toda la colaboración para dar con la ubicación del presunto asesino.