Sucesos

Policía Nacional: acumulación de vapores de alcohol, mezclado con aire caliente produjo el fuego en Catedral de Managua

La Policía Nacional de Nicaragua dio por esclarecido el incendio ocurrido en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, determinando que el siniestro se produjo.


La Policía Nacional de Nicaragua dio por esclarecido el incendio ocurrido en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, determinando que el siniestro se produjo por una combinación de elementos físicos y químicos sobre la plataformas donde se ubica la tan venerada imagen.

El Comisionado General Jaime Antonio Vanegas explicó que el incendio ocurrido en la Sangre de Cristo no fue intencional descartando una acción criminal.

Tras una serie de peritajes desarrollados por especialistas del laboratorio de criminalística de la policía y especialistas de los bomberos se estableció que su origen se debió a la presencia de vapores de alcohol que se combinaron con las llamas de una veladora.

Como resultado de las Investigaciones policiales, peritajes criminalísticos y entrevistas a testigos se determinó que el incendio se produjo de la siguiente forma

El mecanismo de inicio y propagación del incendio se originó al ascender los vapores de alcohol al techo de la capilla, llevados por las corrientes de aire que ingresan por las puertas de acceso, y su posterior descenso por un orificio en la parte superior de la cúpula de laSangre de Cristo, donde se acumularon.

Los vapores de alcohol acumulados en el interior de la cúpula, al mezclarse con el aire caliente (a 36.1 °C), produjeron el fuego en un proceso conocido científicamente como de solvatación. El fuego producido se propagó en el ambiente incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico, todos estos materiales susceptibles a la combustión, además de la veladora encendida ubicada a una distancia de 70 centímetros de la cúpula de plástico que protegía la Sangre de Cristo.