Nacionales

Personal de salud y adultos mayores serán los primeros en recibir la vacuna contra la COVID-19 en Nicaragua

El Minsa ya presentó su plan de vacunación a la OPS. La "primera fase" en la que se prevé vacunar a la mitad de la población se extendería hasta 2022.


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) prevé al menos cuatro entregas gratuitas de vacunas contra el coronavirus para Nicaragua y garantizar, a través del mecanismo COVAX, las dosis para el 20% de la población. La llegada de estas vacunas al país, las únicas confirmadas hasta ahora, está prevista para marzo, abril, mayo y junio.  

Los primeros en recibir la dosis serán los adultos mayores con afectaciones crónicas y el personal de salud, según el plan de vacunación que el Ministerio de Salud (Minsa) ya presentó a la OPS.  

“Hemos estado trabajando en los planes específicos, Nicaragua es uno de los países que presentó el plan”, confirmó el director de Emergencias de la OPS, Ciro Ugarte.  

Por su parte Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, explicó que Nicaragua recibirá las vacunas en correspondencia al 20% de su población, “que es la cantidad suficiente para vacunar a los profesionales de la salud, otros trabajadores sociales de la línea de frente, las personas mayores, las que tienen alguna afectación como hipertensión, diabetes y otros grupos vulnerables que cada país está definiendo de acuerdo con su realidad”.  

“Nuestra expectativa es empezar la distribución en marzo y empezar de una manera continuada. Para todos los países de las Américas vamos a tener alrededor de 20 millones de dosis en marzo, abril 35 (millones), mayo 45 (millones), junio 95 (millones)… Empezar de una manera sostenible la distribución que va ser de una manera equitativa para cada uno de los países”, señaló Barbosa.  

Según datos del Mapa Nacional de la Salud, la población de Nicaragua al 2020 era de 6 millones 482 mil 039 habitantes. El 20% de la población sería 1 millón 296 mil 407 de personas. Aunque la OPS aclaró que la cantidad exacta que recibirá cada país será divulgada una vez se confirme la entrega.  

PRIMERA FASE DE VACUNACIÓN SE EXTENDERÁ HASTA 2022

El especialista en Salud Pública Carlos Hernández, miembro del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), asegura que para lograr la inmunización en Nicaragua se requiere vacunar al menos entre el 70 y 80 por ciento de la población.  

Aunque sí hay una proyección de compra de vacunas fuera del mecanismo COVAX, que garantizará dosis para el 20% de la población, hasta ahora el Minsa no ha confirmado acuerdos con ninguna farmacéutica para la adquisición de nuevas vacunas y así lograr la inmunidad recomendada por los expertos. 

La ministra de Salud, Martha Reyes, dijo este martes en una entrevista con el Canal Parlamentario, que la proyección oficial es de vacuna a 3 millones 700 mil personas en la “primera fase”, pero este proceso se extendería hasta 2022.

“No es que, si voy aplicar tres millones, los tres millones de vacunas las voy a tener aquí. Sino que van a ser seguramente entregas parciales para ir completando el requerimiento durante este año y posiblemente todavía el próximo año”, dijo la funcionaria. 

Reyes reafirmó que Nicaragua descarta la adquisición de la vacuna de Pfizer, que ya se aplica en algunos países de la región como Costa Rica, debido a que el país no cuenta con la cadena de frio adecuada para su almacenamiento.  

“Dentro de las que tenemos como candidatas están la Sputnik V (rusa), la Moderna (estadounidense) y la AstraZeneca (británica). Para nosotros es mejor invertir en más vacunas para proteger a más personas, que a lo mejor pagar un alto costo mayor cuando existen otras opciones”, comentó. 

CANTIDAD, COSTOS Y CARACTERÍSTICAS DE LAS VACUNAS 

Moderna, según especialistas, es la más adecuada para Nicaragua porque además de contar con una eficacia de 94.1 por ciento, tiene mínimas reacciones adversas y se puede aplicar a partir de los 18 años de edad. Además, se necesita aplicar dos dosis y empieza a crear defensas en el organismo en periodo de 28 días por cada una de las dosis. 

Esta vacuna se encuentra en el plan de adquisición del Minsa, con una proyección de compra de 1,5 millones dosis que cubriría a 750 mil nicaragüenses. El costo de estas vacunas es de 34,963,915 dólares incluyendo los costos de fletaje, insumos para mantenerla y seguro. 

Sputnik V cuenta con una eficacia del 91.4 por ciento y se requieren dos dosis, con un intervalo de 21 días entre cada una. El rango etario de aplicación de este antídoto es de 18 a 59 años. Que no se pueda aplicar a mayores de 60 años es una desventaja, valoran expertos. 

Por otra parte, esta vacuna ha sido centro de polémica en el mundo debido debido a la falta de transparencia en la información de los ensayos clínicos, además de los efectos adversos que se han dado en pacientes a los que se le ha aplicado, entre los más graves están cólico renal, trombosis venosa profunda y un absceso en miembro. De hecho, el mandatario ruso, Vladimir Putin, de 68 años, aseguró que hasta no se garantice la seguridad para mayores de 60 años, no se aplicará esta vacuna.

The Economist indica que esta vacuna se saltó los test de seguridad y eficacia habituales para autorizar un medicamento antes de su uso, además que fue aprobada por Rusia “de emergencia”, lo que ha puesto en entredicho la seguridad en su aplicación. 

Según el Gobierno, se comprarán 3,800,000 dosis para vacunar a un total de 1,900,000 personas, lo que indica que es la que más se aplicará en Nicaragua. El Gobierno estima un presupuesto de 49,967,251 dólares para adquirirla. 

Oxford AstraZeneca cuenta con una eficacia del 90% entre las ventajas sobre las demás vacunas que se han desarrollado destacan su bajo costo, el fácil sistema de almacenamiento (entre dos y ocho grados Celsius) y que ha resultado eficaz contra la nueva variante del Covid-19, según Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca. 

Al igual que las demás vacunas, se requieren dos dosis y genera protección a las personas 22 días después de la aplicación de la primera dosis. Se aplica a partir de los 18 años. 

Nicaragua tiene previsto comprar 2,163,800 dosis del antídoto para inmunizar 1,081,900 ciudadanos. El presupuesto para esta compra asciende a 29,963,819 de dólares, a un previo unitario de 11 dólares.