Internacionales

Papa Francisco se está recuperando bien de la operación quirúrgica, informa el Vaticano

Según informó la prensa italiana, el Papa Francisco fue al hospital Políclinico A. Gemelli de Roma inmediatamente después del rezo del Ángelus dominical. Llegó al Gemelli alrededor de las 1:00 p.m. acompañado por una persona en el coche que suele transportarlo cuando sale del Vaticano. La operación quirúrgica comenzó alrededor de las 6:30 p.m.


El Papa Francisco se está recuperando bien de la operación quirúrgica a la que fue sometido el pasado 4 de julio por “estenosis diverticular”, cirugía con anestesia general que duró tres horas.

Al actualizar sobre el estado de salud del Pontífice, el director de la oficina de la prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó este 6 de julio que el Santo Padre “descansó bien durante la noche” y que “esta mañana desayunó, leyó algunos periódicos y se levantó a caminar”.

“El curso postoperatorio es regular. Los exámenes rutinarios de seguimiento son buenos”, añadió Bruni.

Según informó la prensa italiana, el Papa Francisco fue al hospital Políclinico A. Gemelli de Roma inmediatamente después del rezo del Ángelus dominical. Llegó al Gemelli alrededor de las 1:00 p.m. acompañado por una persona en el coche que suele transportarlo cuando sale del Vaticano. La operación quirúrgica comenzó alrededor de las 6:30 p.m.

Al día siguiente, 5 de julio, el director de la oficina de prensa vaticana indicó que el Papa, de 84 años, estaba “en buen estado general, consciente y con respiración por sí mismo”.

La operación “consistió en una hemicolectomía izquierda” con anestesia general y los médicos prevén que el Santo Padre permanecerá hospitalizado en el Gemelli “durante 7 días salvo complicaciones”, señaló entonces Bruni. 

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Cardenal Gualtiero Bassetti, aseguró al Papa la cercanía y oración de toda la Iglesia Católica en Italia durante este tiempo de hospitalización.

“Expreso la cercanía de nuestras Iglesias, de nuestras comunidades, de nuestros fieles, con el deseo de una buena convalecencia y una pronta recuperación”, escribió en una carta pública el Purpurado italiano.