Internacionales

Papa Francisco: Redes sociales no pueden sustituir la belleza del encuentro “cara a cara”

El Papa Francisco aseguró que ninguna red social podrá “sustituir la belleza de los encuentros cara a cara”.


El Papa Francisco aseguró que ninguna red social podrá “sustituir la belleza de los encuentros cara a cara”.

En el prefacio del libro “La Iglesia en el mundo digital”, de Fabio Bolzetta, el Papa Francisco escribió que “mirarse a los ojos, abrazarse, estrechar la mano a los enfermos, son experiencias que pertenecen a nuestra experiencia cotidiana y que ninguna tecnología o red social podrá sustituir”.

En su escrito, el Papa Francisco recordó que la pandemia del COVID “nos hizo darnos cuenta de lo útiles que pueden ser las herramientas tecnológicas y las redes sociales”.

“Lo vimos durante los periodos de encierro, cuando ya no era posible encontrarse, celebrar la Eucaristía juntos, estar cerca de nuestros seres queridos enfermos, unirse en oración junto a un familiar o amigo que nos ha dejado”, dijo el Papa. 

A continuación, aseguró que “es como si todo lo que dábamos por sentado nos hubiera sido arrebatado, enfrentándonos a nuestra constitutiva fragilidad”.

Sin embargo, el Papa explicó que este tiempo ha sido excepcional, ya que “sobre todo en lo que respecta a la experiencia de la transmisión en la línea de las celebraciones, el encuentro virtual no sustituye ni puede sustituir nunca al presencial”.

“Estar físicamente presentes en la fracción del pan eucarístico y del pan de la caridad, mirarse a los ojos, abrazarse, estar uno al lado del otro sirviendo a Jesús en los pobres, estrechar la mano a los enfermos, son experiencias que pertenecen a nuestra experiencia cotidiana y que ninguna tecnología o red social podrá sustituir”, defendió el Santo Padre. 

“En efecto, hay mucho que hacer para aprender a escuchar; y para implicar y formar a jóvenes, nativos digitales, que sean capaces de revitalizar los sitios web de las parroquias”, aseguró. 

Además, el Papa defendió que “la web y las redes sociales pueden ser habitadas por quienes dan testimonio de la belleza de la fe cristiana, por quienes proponen historias de fe y caridad vividas, por quienes comunican la extraordinaria novedad del Evangelio en el lenguaje de hoy, y por quienes escuchan como los apóstoles y los discípulos aprendieron a hacerlo de Jesús”.

El Papa animó, especialmente a los jóvenes, a aprender a hacer un mejor uso del espacio virtual, que no debe sustituir sino “ayudar a nuestras relaciones de carne y hueso”.

“Sabemos, porque lo hemos experimentado, que sólo un encuentro personal y no anónimo con Jesús cambia la vida. Sabemos, porque es nuestra experiencia cotidiana, que el amor hay que cultivarlo frecuentando, escuchando y conviviendo a diario”. 

“Sabemos que lo virtual nunca podrá sustituir la belleza de los encuentros cara a cara. Pero el mundo digital está habitado y debe ser habitado por los cristianos”, dijo.

“Porque incluso también la web, un territorio en el que a veces parece prevalecer la voz más alta y la contaminación de las noticias falsas, puede convertirse en un espacio de encuentro y escucha”, aseguró el Papa Francisco.