Internacionales

Panamá con récord de muertos y nuevos casos por COVID-19 en diciembre

La semana epidemiológica del 20 al 26 de diciembre es la que registra más decesos desde que inició la pandemia.


La semana epidemiológica que concluyó ayer (20 al 26 de diciembre) cerró con dos récords: 19 mil 140 nuevos contagios y 272 defunciones por Covid-19.

Lo más cercano a lo ocurrido en los últimos siete días se reportó en la semana epidemiológica comprendida del 13 y el 19 de diciembre, cuando hubo 18 mil 999 casos nuevos, y en la semana del 19 al 25 de julio, cuando se registraron 204 defunciones.

El Ministerio de Salud informó ayer de 2 mil 64 casos y 43 defunciones en 24 horas. Hay 2 mil 31 hospitalizados.

La Covid-19 toma fuerza en las últimas semanas de 2020

La Covid-19 no da tregua al país. Cada semana epidemiológica que pasa hay más casos o muertes que la anterior. Esa ha sido la dura tendencia durante los últimos dos meses.

El tema se agudizó sobre todo en diciembre, cuando las estadísticas de contagios alcanzaron niveles nunca vistos desde que se reportó el primer caso en el país, el pasado 9 de marzo.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud (Minsa), en lo que va del mes (hasta el 26 de diciembre) se han registrado más de 60 mil casos de la Covid-19 y para tener una idea de lo que está ocurriendo con el virus actualmente, el segundo mes en el que más contagios se reportaron fue noviembre, con 32 mil 208 casos. Luego estuvo julio, con 31 mil 706 casos positivos.

Basado en las cifras del Minsa, diciembre cerrará con el doble de contagios de noviembre o julio. Además, esos mismos informes revelan que también hubo un incremento sustancial en las defunciones por esta causa.

Por ejemplo, la semana epidemiológica que concluyó ayer (20 al 26 de diciembre) rompió récord como la semana con más defunciones en lo que va de la pandemia: 229 hasta el 25 de diciembre. Con ello superó la semana comprendida entre el 19 y el 25 de julio, hasta ahora la que más decesos acumulaba —204 muertes—, de acuerdo con los registros del Minsa.

A esto hay que agregar que el país superó la barrera de los 40 mil casos activos y que los porcentajes de positividad no bajan del 20%, cifra bastante alta si se toma en cuenta que para la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ideal para controlar la pandemia es que el porcentaje de positividad sea de 5% o menos.

Para el médico internista y neumólogo Reynaldo Chandler, hay muchas variables que influyen en los números que se están viendo en noviembre y diciembre, pero la más sencilla y principal es la movilidad de la población en el país.

“A mayor movilidad mayor cantidad de casos, por eso hay que insistir en las medidas de cuarentena de 14 días como lo hemos venido solicitando los médicos”, acotó.

Usó como ejemplo la cuarentena de abril y mayo, cuando los casos oscilaban entre 300 y 400 diarios, sin embargo, también reconoció que se debe buscar un equilibrio con la parte económica de manera que el país pueda salir adelante.

Para el especialista, una cuarentena de 14 días le brinda un respiro al sistema de salud, ya que en estos momentos hay aproximadamente 2 mil pacientes hospitalizados, y en el peor momento de la pandemia, en julio, tuvieron no más de mil 600 hospitalizaciones.

“Ningún sistema de salud aguantará los 3 mil casos que reportan a diario, por más que traigan a profesionales de la salud de otros países o que habiliten más camas”, puntualizó el médico.

Chandler, quien labora en el Hospital San Miguel Arcángel en San Miguelito, subrayó que allí hay dos salas de 34 camas para pacientes con la Covid-19, y ambas están a su máxima capacidad de ocupación.

Precisó que hace dos días había en el cuarto de urgencias 14 pacientes esperando para subir a las salas, lo que fue una situación compleja. “El volumen de casos y personas que requieren hospitalización es exponencial”, dijo el neumólogo.

Otras instalaciones, como el Hospital Santo Tomás y el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS), también reportan altos niveles de ocupación. En esta última instalación de salud el director de la entidad, Enrique Lau Cortés, señaló que están en más de un 90% de ocupación.

Camas y médicos

Ante el hacinamiento que existe en los principales hospitales del país y las proyecciones de nuevos casos, tanto el Minsa como la CSS apuestan por la adecuación de más camas y la contratación de personal de salud extranjero. De hecho, esta semana llegaron los primeros 220 profesionales de la salud de Cuba y también se anunció que esperan contar con al menos mil 636 camas de hospitalización adicionales en enero de 2021.

Al respecto, Nuvia Batista, presidenta de la Asociación de Médicos de Medicina Interna, señaló que la batalla en esta pandemia se ganará en las comunidades, detectando, aislando y dando seguimiento a los casos. “Nosotros insistimos en que hay que cortar la transmisión del virus en los lugares donde se reporta la mayor cantidad de casos”, explicó Batista.

Según el Minsa, el objetivo de las medidas de más médicos y camas “es estabilizar el sistema de salud, disminuir la letalidad” y permitir que la ampliación de la capacidad instalada de los servicios de salud pueda “salvar vidas”.

La entidad estima que la ampliación del sistema de atención para atender a los pacientes de Covid-19 será de aproximadamente un 45% a finales de enero.

Mientras las entidades de salud se preparan, las proyecciones del epidemiólogo Arturo Rebollón indican que a finales del enero se detectarán 4 mil casos diarios y se producirán unas 100 defunciones por día. Coincidió con Batista en que al virus hay que controlarlo en las comunidades y no en los hospitales.