Internacionales

OPS convoca a ministros de salud de las Américas para despliegue de la vacuna contra el Covid-19

También se evaluará la preparación para el trabajo logístico de las cadenas de frío.


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que ya trabaja en los preparativos para el despliegue de la vacuna contra el Covid-19 hacia América Latina y el Caribe.

Carissa F. Etienne, directora de la OPS, explicó que si bien hay muchas vacunas que pronto estarán en el mercado todavía ninguna ha recibido el visto bueno para ser aplicada en la región de las Américas, además tomará tiempo y planificación anticipada para que puedan llegar a todos los países.

Detalló que “esta semana la OPS ha convocado a una reunión extraordinaria del Consejo Directivo que se reunirá con los ministros de salud de nuestra región para discutir la preparación para el despliegue de la vacuna y la compra y distribución de las vacunas contra el Covid-19 en la región por medio del Fondo Rotatorio y por medio del Mecanismo Covax”.

Pese a las dificultades económicas particulares que han afectado a la región, los países del continente americano han podido conseguir más de 1,000 millones de dólares en pagos anticipados y garantías financieras para adquirir las vacunas a través de Covax, celebró Etienne.

“La OPS ha ayudado a varios países en nuestra región a navegar y a cumplir con los requisitos del mecanismo Covax, pero nos estamos enfocando en el punto de que la inversión de cada país cuenta”, dijo.

Los países del continente representan una quinta parte de todos los países que participan en el mecanismo Covax y se calcula que una tercera parte del total de las vacunas serán adquiridas por países que puedan financiar sus gastos a través de Covax.

Parte de la estrategia anticipada de la OPS es una herramienta que evaluará la preparación que tienen los Estados miembros de esta organización para recibir la vacuna, desde la participación del personal de salud, aspectos reglamentarios, la comunicación, los recursos y las sesiones de capacitación que se requieren para preparar a los sistemas de salud para las campañas de vacunación.

También se evaluará la preparación para el trabajo logístico de las cadenas de frío y suministros para que se pueda dar una respuesta inmediata a la población.

Etienne aclaró que una vez que la vacuna llegue a las Américas, no habrá suficientes dosis para vacunar a toda la población pues se debe designar los primeros lotes para inmunizar a los sectores más vulnerables que pueden tener las formas más graves de esta enfermedad.

Estas primeras vacunas que lleguen a la región, según Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, permitirán «cubrir al 20 por ciento de la población, pero también cubriríamos a los trabajadores de primera línea y también a las personas de 60 años o más, además de las personas que tengan la forma más grave del coronavirus en su distribución prioritaria».

En este sentido, la OPS instó a cada país a desarrollar sus planes nacionales de inmunización identificando grupos prioritarios, adaptar sus campañas de comunicación para atender sus necesidades y trabajar de la mano de líderes comunitarios para empoderar a estos sectores sobre la importancia de la vacunación.

No obstante, Barbosa explicó que aún no calculan con exactitud cuál será el porcentaje de cobertura ideal de inmunización entre la población para interrumpir la transmisión del virus.

«En otras vacunas hemos estimado que necesitamos cubrir al 70 por ciento de la población con el fin de interrumpir la propagación de la enfermedad, pero aquí en este campo sólo tenemos hipótesis, necesitamos información más refinada, entonces en este momento estamos pensando no solamente en combatir el Covid-19 sino en eliminar la transmisión y lograr una inmunidad colectiva. En primer lugar tenemos que ver cuál es la disponibilidad de vacunas, cuál es el nivel de cobertura apto y óptimo para poder lograr esto», agregó.

Virus sigue imparable en la región

En las últimas semanas, la región de las Américas registra los mayores niveles de casos de contagio desde el inicio de la pandemia con más de 28.5 millones de casos reportados y más de 753,000 defunciones.

“En América del Norte, Canadá y los Estados Unidos hemos visto aumentos en casos semanales. En Canadá las infecciones siguen aumentando y se ha registrado una cifra sin precedentes de defunciones en algunas provincias. En tanto en Estados Unidos el recuento de casos diarios llega ya a 200,000 y más de 100,000 personas están hospitalizadas en la actualidad por esta enfermedad”, indicó Etienne.

En el caso de México, la OPS detalló que también está experimentando un resurgimiento de casos en el estado de Baja California cerca de la frontera con los Estados Unidos.

A medida que se avecina la temporada de invierno en el hemisferio norte, surge gran preocupación en la OPS por el constante aumento de las nuevas infecciones, según la funcionaria.

“Al buscar refugio del frío, la gente puede sentirse tentada a reunirse en espacios interiores en zonas sin buena ventilación y esas son las perfectas condiciones para la propagación del virus”, advirtió.

En relación a Centroamérica, la funcionaria informó que Panamá continúa reportando una alta incidencia de casos de Covid-19, mientras que en Honduras y Guatemala el aumento de los casos se reportan particularmente en aquellas zonas devastadas por los huracanes Eta y Iota.

“Aproximadamente 7 millones de personas viven en esas zonas que han sufrido ese impacto. Muchos países del Caribe también están presenciando aumentos leves”, precisó.

Al sur del continente, Brasil es el país que reporta la mayor incidencia de nuevos casos en Suramérica.

La OPS también reportó aumento de casos y defunciones en algunas zonas de Colombia y las zonas fronterizas entre Venezuela y Ecuador y Paraguay.

Con los resultados de este nuevo balance, la OPS instó a las autoridades de los países de la región a redoblar las medidas de prevención sobre todo por las festividades de navidad y de año.