Internacionales

Niño nicaragüense encontrado perdido en desierto de EEUU, fue entregado a su madre

La Madre del menor ha pasado por más de 6 semanas en albergue de San Benito a la espera que se diera finalmente el rencuentro definitivo, entre ella y su hijo Wilton durante este tiempo realizó 12 visitas al albergue en el que se encontraba el menor, mientras las autoridades migratorias de los Estados Unidos finiquitaban el proceso de reunión.


En horas del mediodía el niño nicaragüense Wilton Gutiérrez de diez años, quien fue abandonado por traficantes de migrantes en Río Grande, Texas, Estados Unidos, fue entregado a su madre Meylin Obregón, así reportó el medio Univisión quien ha seguido de cerca la historia de este menor que fue encontrado llorando y perdido en algún lugar desértico de Texas y convirtieron a este niño en uno de los símbolos más dramáticos de la crisis migratoria que se vive en la frontera entre México y Estados Unidos.

Según el reporte del medio se desconoce si el menor y su madre viajaran esta misma tarde a Miami Florida a casa de su tío Misael Obregón quien había puesto su hogar para reunificar a ambos, o si tanto Wilton y Meylin permanecerán en el albergue de San Benito en Huston Texas por un tiempo.

La Madre del menor ha pasado por más de 6 semanas en albergue de San Benito a la espera que se diera finalmente el rencuentro definitivo, entre ella y su hijo Wilton durante este tiempo realizó 12 visitas al albergue en el que se encontraba el menor, mientras las autoridades migratorias de los Estados Unidos finiquitaban el proceso de reunión.

Lo Hechos

El video compartido por el jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle del río Grande, Brian Hastings, muestra una camioneta que pasa por ahí capta en video la escena desoladora en la frontera a medida que el vehículo avanza se revela la figura de un niño que camina solo en medio del desierto. 

El agente de la Patrulla Fronteriza orilla la camioneta es un niño de piel morena y cabello negro sale a su encuentro con sus ojos hinchados por el llanto.

-“¿Me puede ayudar?”, implora el menor mientras camina hacia el hombre.

-“¿Eh?”, dice el agente, quien no parece alcanzar a escucharlo.

-“¿Me puede ayudar?”, repite el niño.

-“¿Qué pasó?”, responde el agente.

-“Es que yo venía con un grupo de personas y me dejaron botado y no sé dónde están”, explica el niño sin poder contener las lágrimas.
El agente dijo que el menor, de 10 años, fue encontrado solo el pasado 1 de abril. Se quedó dormido y su grupo lo abandonó.