Chinandega

Nacho Méndez: Un legado por la vida

En verano, cada incendio reportado en las faldas de la Cordillera 'Los Maribios', don Nacho se enquistaba su bomba cargada de agua, y entre combustión y humo intenso recorría los filetes con fuego para aplacarlos en lo mayor posible


Ignacio de Los Ángeles, murió hoy por un padecimiento natural siendo brigadista bombero comunitario.

Se conmemora ‘Aluvión del 60’ triste acontecimiento que provocó una veintena de víctimas mortales y destrucción ambiental.

Ignacio de Los Ángeles Méndez, brigadista bombero de Comarca La Bolsa, murió este amanecer de miércoles, una fecha de conmemoración del ‘Aluvión del 60’, un huracán de hace 61 años, que abrió cañadas, arrasó con viviendas, líneas del ferrocarril y dejo una veintena de víctimas mortales en las comarcas orientales.

Tras el fallecimiento de Nacho Méndez, Padre y abuelo cariñoso, la sirena de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de Nicaragua, Filial Chinandega, [ACBN-CH] dejo sonar la sirena en su total amplitud, para dar a conocer la perdida de un bombero y ambientalista.

El enseñó a sus hijos a proteger el bosque y la fauna. Su hijo Keyner es un bombero joven. Por el interés en el entorno de la naturaleza, el Centro Humboldt escogió el extenso patio y por la ubicación de la casa de Nacho para instalar un pluviometro y que desde ahí que se reportará y analizará la cantidad en cifras de las precipitaciones así valorar el tiempo propicio para los cultivos de la temporada en invierno.

En verano, cada incendio reportado en las faldas de la Cordillera ‘Los Maribios’, don Nacho se enquistaba su bomba cargada de agua, y entre combustión y humo intenso recorría los filetes con fuego para aplacarlos en lo mayor posible.

POR UN AMBIENTE SANO🌳

En una ocasión al escalar el Cerro El Chonco con las llamas que devoraban el escaso bosque, la brigada rumbo arriba no lograba escalar con rapidez, la ceniza caliente se incrustaba entre las botas y apagar las brasas fue un trabajo arduo al bajar y subir en busca de más agua, un incansable luchador.

Nacho Méndez siempre enviaba el mensaje a los depredadores de detener la destrucción y la quema de los recursos naturales por la que el oxígeno en el ambiente y el agua, vital recurso se reduce en el manto acuífero.