Sucesos

Mons. Leopoldo Brenes: «Este fue un acto terrorista y bien planificado»

En una conferencia de prensa brindada por Mons. Leopoldo Brenes, Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua a los medios de comunicación indicó que «Una persona no identificada ingresó a la.


En una conferencia de prensa brindada por Mons. Leopoldo Brenes, Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua a los medios de comunicación indicó que «Una persona no identificada ingresó a la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua y arrojó una bomba, produciendo un incendio».

“La persona pasó más de veinte minutos dando vuelta y después que tiró el artefacto planificó por dónde iba a salir. Fue por una verja que se nos robaron hace rato”, dijo Brenes.

Acto de terrorismo

Mons. Leopoldo Brenes, en sus declaraciones ante la prensa, descartó la teoría de la vicepresidenta, quien dijo en su comunicado del medio día que «se comprobó la existencia de velas alrededor de la figura y aseguró que las autoridades están investigando el incendio y en las próximas horas emitirán un dictamen«, por su parte Mons. Brenes aseguró que el incendio «fue un acto de terrorismo y planificado»

Aunque las autoridades eclesiásticas informaron de que se trató de un artefacto explosivo, un testigo negó haber escuchado alguna explosión. 

Alba Ramírez, que trabaja en la iglesia, contó que ella vio un “hombre delgado y encapuchado” entrar. Pocos minutos después, ella y otros trabajadores vieron llamas en la cúpula de la catedral, donde está la imagen de la Sangre de Cristo, una de las piezas de arte religioso más antiguas de Nicaragua.

“El [joven] traía algo en las manos pero nunca nos imaginamos que iba a pasar eso”, dijo Ramírez. “Lo único que hizo fue sacar algo y tirarlo (…) no oímos explosión, simplemente se incendió todo totalmente”.

Georgina Vega, representante del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos, afirmó que el ataque se trata de una «violación» a los derechos humanos de libertad de culto y al libre pensamiento. 

«Repudiamos estos actos de violencia, que generan terror», dijo Vega y expuso que, desde que comenzaron las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en abril del 2018, ataques de este tipo contra centros de culto católicos se han intensificado. 

Sin embargo, el incendio de hoy demuestra que en los últimos meses «se han tomando medidas más drásticas, al punto de lanzar una bomba, al medio día, [cuando] hay muchos feligreses rezando». 

Durante la última semana al menos tres templos han sido atacados en Nicaragua.