Nacionales

Minsa reporta 257 nuevos casos de VIH en 2021: población joven principal afectada

El Mapa Nacional de la Salud muestra que, a la fecha, permanecen más de 5 mil personas afectadas por el VIH


Durante el primer cuatrimestre del año 2021, el Ministerio de Salud (Minsa) reportó 257 nuevos casos de VIH en Nicaragua, de los cuales el mayor repunte contagios se encuentra en la población joven del país. La información oficial detalla que el 73% de las personas afectadas se ubican entre las edades de 15 y 39 años.

Las estadísticas fueron presentadas por el viceministro del Minsa, Enrique Beteta, quien también informó que el pasado año 2020 cerró con un total de 970 casos nuevos de VIH, una cifra inferior a la registrada por el Mapa Nacional de la Salud en 2019 cuando fueron registrados 1,118 nuevos casos.

El Mapa del Minsa también detalla que durante el 2020, a lo largo del territorio nacional, más de 5,775 personas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) estaban recibiendo Tratamiento Antirretroviral (TAR); es decir, que en Nicaragua permanecen más de 5 mil personas afectadas a la fecha.

Entre los miembros que se consideran parte de la población clave a contraer el virus están las personas que utilizan drogas inyectables, las trabajadoras sexuales y las personas homosexuales. «En Nicaragua el riesgo de contraer VIH en las poblaciones claves, es 48 veces mayor entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, 42 veces mayor para las personas transgénero y 9 veces mayor para las mujeres trabajadoras sexuales, esos son los riesgos que tenemos en este momento» detalló el viceministro de salud.

A finales del año pasado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que durante la última década han aumentado en 21% los casos nuevos de infección por VIH en la región latinoamericana, cuyo combate señalaban se ha visto afectado por la crisis sanitaria mundial.

El VIH solo puede transmitirse a través de ciertos fluidos corporales. Estos son la sangre, semen, líquido preseminal, secreción rectal, secreción vaginal y leche materna. Para reducir el riesgo de infección, debe utilizarse el preservativo adecuadamente durante cada relación sexual, así como no compartir equipos de inyección o agujas con otras personas.