Nacionales

Ministra de salud afirma que Nicaragua mantiene transmisión baja de Covid-19

El Minsa hizo esta afirmación basada en los resultados de las pruebas de Covid-19 que se les aplica a los nacionales y extranjeros.


Nicaragua mantiene una “transmisión baja» de Covid-19, afirmó este miércoles la ministra de salud Martha Reyes, tomando como base los resultados de las pruebas que se les aplica a los nacionales y extranjeros que requieren este examen, para poder ingresar a otros países que exigen una prueba negativa de coronavirus.

La funcionaria sostuvo, que de los exámenes que se les aplican a los viajeros son muy pocos los que salen positivos y aseguró que hay días que no hay resultados positivos y otros días pueden ser 1 o 2 como máximo.

De acuerdo con Reyes, este monitoreo indirecto de vigilancia epidemiológica que tiene el Ministerio de Salud (Minsa) en el Complejo Nacional de Salud Dra. Concepción Palacios, se puede tomar como un indicador del comportamiento del virus en el país.

“Esto ayuda a detectar en forma general como está el comportamiento (de la covid-19) y nos sigue indicando que epidemiológicamente el país está en un situación de transmisión baja y que estamos bajo control cumpliendo con las medidas y utilizando toda la información que viene a fortalecer el análisis epidemiológico”, sostuvo la funcionaria en un programa de entrevistas de un medio de comunicación.

A nivel nacional, el Minsa reporta un acumulado de 6,602 casos confirmados de Covid-19 en el país y 176 fallecidos por esta causa desde que se alertó del primer en Nicaragua caso a la fecha.

No obstante, hasta el 10 de marzo de este año el Observatorio Ciudadano Covid-19 Nicaragua verificó y reportó un acumulado de 13.237 casos sospechosos y 3,002 muertes por neumonía o sospechosas de Covid-19 nivel nacional.

“Del 04 al 10 de marzo de este año, el Observatorio reportó y verificó 28 nuevos casos sospechosos desde 6 departamentos: León, Managua, Chinandega, Estelí, Madriz, Nueva Segovia y la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte”, refiere el último informe de esta organización.

Un testeo masivo donde se le aplique la prueba de Covid-19 a toda la ciudadanía para tener un mejor control epidemiológico de la pandemia ha sido una de las principales demandas que le han hecho al Minsa organizaciones médicas independientes, sin embargo, esta solicitud no ha tenido eco en las autoridades.

A la fecha, la información sobre la admnistración de las pruebas de Covid-19 y su uso en los hospitales públicos del país se mantiene bajo estricta reserva del Minsa.

MINSA CONTINUARÁ CON LA APLICACIÓN DE SEGUNDA DOSIS DE LA VACUNA

Con la llegada este martes de las 135,000 vacunas Covishield a Nicaragua, la próxima semana el Minsa continuará con el Plan de Vacunación Voluntaria, aplicando la segunda dosis de la inmunización a los pacientes con enfermedades renales, afirmó Reyes.

La funcionaria dijo que dentro de este despliegue de vacunas se comenzará a inmunizar a personas dentro de otros grupos de riesgo como las personas con cardiopatías, pacientes con cáncer, pero que están en condición estable y con seguimiento médico.

“De esa manera continuaríamos con nuestro plan de despliegue con los mayores de 60 años que presenten en una primera etapa de dos o más enfermedades (crónicas), después los que tienen una y posteriormente los que tienen la edad, que en si la edad es un factor de riesgo. El personal de salud que es el otro de riesgo e importante de prioridad, así continuaríamos con los menores de 60 años después, que tienen enfermedades crónicas”, detalló Reyes.

Dentro del grupo de riesgo en los trabajadores de salud, se incluirá al personal que está en la primera línea de atención a la pandemia que reciben los casos confirmados y sospechosos de Covid-19, así como a los que también atienden en las salas destinadas para enfermedades respiratorias, los que están en las áreas de clasificación de pacientes, tanto en hospitales públicos, privados y del seguro social.

“Ese grupo que está en las entradas de nuestras unidades clasificando a los pacientes tienen que ser vacunados y todas aquellas personas que están en el área de atención a cuadros respiratorios también son considerados de primera línea, al igual que los médicos, enfermeras, las personas que brindan atención en la limpieza, en la seguridad, todos esos aspectos que están relacionados con la atención directa, cuadros respiratorios y todas las personas que están en esos ámbitos tienen que ser vacunados en el momento en el que se defina el inicio de la vacunación al personal de salud”, sostuvo la ministra de salud.