Nacionales

Ministerio de Salud reporta 16 lesionados con pólvora tras «Gritería» en Nicaragua

En 2019 la celebración de "La Gritería” dejó 19 personas quemadas, según datos oficiales


La fiesta católica conocida como «La Gritería”, una de las más grandes de Nicaragua, dejó al menos 16 personas lesionadas con pólvora, sin fallecidos, informó este martes el Gobierno local.

Los lesionados, en su mayoría niños y jóvenes de hasta 24 años, resultaron quemados al manipular juegos pirotécnicos, y todos están fuera de peligro, informó el Ministerio de Salud, a través de medios del Gobierno.

Un total de diez personas entre 1 y 24 años de edad sufrieron quemaduras, mientras que otras seis tenían 25 años o más, indicaron las autoridades estatales.

De acuerdo con el informe, casi todas las quemaduras fueron causadas por artefactos que generalmente son considerados inofensivos, entre ellos triquitraques, candelas romanas, volcancitos, cohetes (petardos), pólvora granulada y una bomba artesanal.

Los juegos pirotécnicos culpables de las lesiones se comercializan bajo medidas de seguridad emitidas por la Dirección General de Bomberos, pero su manipulación es libre una vez que están en el lugar donde serán reventados.

Las quemaduras ocurrieron entre ayer lunes y la mañana de este martes, según el Ministerio de Salud, lo que se corresponde con la celebración de «La Gritería”, en honor de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

«La Gritería” es una de las fiestas religiosas más grandes que celebran los nicaragüenses, y lo hacen cada 7 de diciembre, en la víspera del Día de la Inmaculada Concepción.

Dicha fiesta, que data de mediados del siglo XIX, consiste en que miles de personas salen a las calles a entonar cantos frente a cada altar de la Virgen María que encuentran a su paso, que son muchos, dada la fe que los nicaragüenses tienen en la madre de Jesús.

En agradecimiento por los cantos, las familias que elaboran los altares otorgan regalos, generalmente dulces y alimentos, a las personas que se agrupan para cantarle a la Virgen, entre los que es normal encontrar participantes no católicos e incluso ateos.

Durante los cantos, los creyentes suelen usar todo tipo de artefactos pirotécnicos, en un ritual que incluye a niños, que crecen con la tradición.

En 2019 la celebración de «La Gritería” dejó 19 personas quemadas, según datos oficiales