Chinandega

Los Garay y su filantropía

Olympia Valdivia heredo a su descendencia el propósito de ayudar al necesitado.


La matrona chichigalpina recorria la cárcel y el leprosorio en sus tiempos de compartir, lo que ella se ganaba en el mercado de Chichigalpa.

Magda, su hija siguió ese mismo trabajo anual y ahora sus diez hijos, han hecho suyo la caridad al necesitado.

Ellos todos, materializaron su disposición con una Fundación que se denomina Magda & Olympia, Ángeles de esperanza, con sede en Chichigalpa.

“Nació con la Pandemia de la Covid 19.

Mi hermana Magda capta ayudas en Miami, Florida con amigos nicaragüenses y latinos y nosotros aquí, identificamos beneficiarios y les entregamos sillas de rueda, andariveles, muletas, pamper, toallas húmedas, ropa, según como vienen los container de ayuda”, dijo Ada Francis Garay.

Carlos, su hermano y otros miembros de la familia, van anotando las diversas demandas de la población y entregan cada vez, que Magda regresa con las ayuda.

Magda Garay esta aquí en Chichigalpa, con nuevas entregas.

“Me muevo en Miami, para conseguir estos aparatos propio para los enfermos y ancianos. No es un negocio.

No se pide dinero.

Se recibe de donantes de allá y a través de una empresa de amigos, se traslada la carga a Nicaragua, para aliviar necesidades de gente sin recursos, de mi tierra natal”, dijo la agraciada mujer que lleva en la sangre el impetuoso mandato de ayudar al prójimo.



Publicaciones Recientes

05 Oct 2022, 3:32 AM (GMT)

Casos COVID-19 Nicaragua

18,491 Confirmados
225 Muertes
4,225 Recuperados

Explora más artículos

Síguenos