Los beneficios de las mascotas para los niños

Transmiten valores
Los animales aportan muchos valores a los pequeños, valores que en ocasiones las propias personas olvidan de transmitir. Valores como la empatía, el amor incondicional, el respeto, responsabilidad, compasión, la fidelidad… son valores que los niños aprenderán gracias a sus mascotas. Pero además de los valores, los niños pueden obtener beneficios en sus vidas gracias a las mascotas, y es que son esenciales para la buena crianza de los hijos.

Reduce el estrés en los niños
Hay facilidad para el entendimiento entre los niños y los animales domésticos que no pueden ser aplicados a otras relaciones. Los perros y los gatos se comunican con las personas de una forma especial, diferente, pero con éxito, y además son eficaces para el desarrollo emocional de los niños. Las mascotas pueden ayudar a un buen desarrollo de la autoestima de los niños mediante la reducción del estrés y los sentimientos de ansiedad.

Menos riesgos de asma y alergias
Los niños que crecen con mascotas desde bebés tienen menos riesgos de padecer alergias y asma. Al estar expuesto al pelo de los animales desde el nacimiento el cuero desarrolla inmunidad ante estos agentes externos.

Sensación de seguridad
Las mascotas no son críticos, no dan órdenes, no se enfadan y saben perdonar rápido… esto en cambio, no sucede con muchas personas del mundo adulto. Los animales siempre son cariñosos (si se es cariñoso con ellos) y su presencia en casa ayuda a que los niños sientan gran seguridad y apego.

Alivia la ansiedad por separación
Cuando las mascotas están en casa pueden ayudar a aliviar la ansiedad por separación en los niños cuando mamá o papá no están en casa. Las mascotas son parte de la familia, son uno más en los corazones de los pequeños y podrán estar dándoles apoyo emocional en la espera de la vuelta de los padres a casa.

Auto imagen positiva
El amor incondicional y la compañía constante de un perro o un gato fiel (o más de uno), hará que los niños se sientan importantes, algo que les ayudará a tener una mejor autoestima y una auto imagen excelente de ellos mismos.

Mejora las relaciones con otras personas
Los niños que se unen emocionalmente a sus mascotas, son más capaces de establecer buenas relaciones con otras personas porque sabrán crear vínculos afectivos.

Reducen la agresividad
Existen estudios que perros y gatos pueden ayudar a niños hiperactivos o demasiado agresivos a estar más tranquilos. Pero para que esto ocurra tanto el perro como el niño deberán ser educados adecuadamente para que se comporten de forma correcta con los demás.

Pero cuando los niños juegan con los gatos o perros puede ser una fuente de calma y relajación, así como un estilo para el cuerpo y el cerebro. Jugar con los animales es un mundo de aprendizaje nuevo para los pequeños ya que puede estimular la imaginación y la curiosidad por los pequeños.

Alegría familiar
Y por supuesto, las mascotas aportarán a los hogares una alegría que no se puede conseguir de otra manera. Las mascotas son parte de la familia y sólo por eso, es motivo de alegría y felicidad sólo con su compañía.

Dr. Guillermo Moreno Aguirre 
Cuidando la salud de sus hijos
Especialista en Pediatría
Clínica Médica Santa Fe, Chinandega, Cruz Roja 25 varas al al sur
Agende su cita al
Mov 7657 – 5252, Cl 8416 – 8020, Conv 2340-2045

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: