Internacionales

Llegó el día de la conjunción entre Júpiter y Saturno

Sobre la conjunción, se podrán ver en el cielo, más o menos a 30 grados de altura y muy cerca del lugar donde se pone el Sol, dos puntos luminosos pegados


Al anochecer entre las 6:25 PM y las 6:50 PM miren hacia el Suroeste bastante bajo donde no haya mucha iluminación. Esperemos que no hayan nubes en ese momento.

Esto no se va a ver de nuevo hasta el año 2080.En la noche de este lunes 21 de diciembre, justo después del atardecer, se podrá ver la espectacular conjunción de Júpiter y Saturno.

El encuentro de los dos planetas, que coincide con el solsticio de invierno en el hemisferio norte y con el comienzo del verano en el hemisferio sur, no se presentaba desde el 16 de julio de 1623 y no se volverá a observar hasta el 15 de marzo de 2080.

Se podrá disfrutar del encuentro sin ningún equipo especial. “Solo hay que mirar el cielo hacia el suroeste en cuanto anochezca”. La mejor hora para observar los dos planetas es entre las 6:25 PM y 08:25 PM, hora Nicaragua.

Sobre la conjunción, se podrán ver en el cielo, más o menos a 30 grados de altura y muy cerca del lugar donde se pone el Sol, dos puntos luminosos pegados, casi uno encima del otro: Júpiter, el más brillante, estará abajo y Saturno, arriba. El color también servirá para distinguirlos: Júpiter es amarillo pálido y Saturno, anaranjado.

Con unos binoculares o con un telescopio sencillo será posible ver con claridad ambos planetas y, además, se alcanzarán a observar los anillos de Saturno, las bandas de Júpiter y las principales lunas de los dos astros, todo en el mismo campo visual.

“La distancia aparente entre Júpiter y Saturno llegará a ser tan pequeña como 1/10 de grado, casi una quinta parte del ancho de la luna llena que se ve en nuestro cielo”, explican los astrónomos.

Después de meses de aproximarse lentamente, la gran conjunción de Júpiter y Saturno será inconfundible porque en esa zona del cielo y en esta época del año no hay estrellas con un brillo similar.

La Tierra se demora un año en darle la vuelta al Sol, Júpiter 12 años y Saturno 30. Eso hace difícil que el encuentro se dé con regularidad. Los planetas se verán tan cerca porque estarán alineados con la Tierra en sus trayectorias alrededor del sol, como se ve en el diagrama.