La Iglesia que Cristo fundó

La verdadera Fe

La Iglesia es el término que frecuentemente es utilizado en el texto griego del Antiguo Testamento para designar la asamblea del pueblo elegido, en la presencia de Dios.

Un ejemplo muy claro es el del Éxodo 19, en este texto Israel fue constituido por Dios como su pueblo Santo, recibiendo al mismo tiempo la ley. De allí, el nombre de Iglesia a la primera comunidad de los que creían en Cristo, porque se reconoce heredera de aquella asamblea.

En el lenguaje cristiano, la palabra Iglesia no solo se refiere a la asamblea litúrgica, sino también, a la comunidad local y universal de creyentes, la Iglesia es el pueblo de Dios, que existe en las comunidades locales y se realiza como asamblea litúrgica, sobretodo en la Eucaristía.

La Iglesia vive de la Palabra y del Cuerpo de Cristo, ella misma viene a ser el Cuerpo de Cristo.

Cfr. CIC 751-752

¿A qué Iglesia debo pertenecer?

La respuesta a esta pregunta tiene que fundamentarse en criterios objetivos, que no estén sujetos a opiniones personales, porque si no, cada cual llegará a una respuesta distinta.

PRIMER CRITERIO: Quizás sea este el único, para escoger a qué Iglesia pertenecer, no está en nuestras manos, si no en las de Cristo.

La Biblia es clara en el hecho de que Cristo fundó su Iglesia: «Tu eres Perdro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia».

Mt 16, 18
Tu eres Pedro y sobre ti edificare mi Iglesia

Fijémonos bien que el texto indica que Cristo fundó una sola Iglesia, no varias para escoger. Notemos como cita «mi Iglesia» (singular), no «mis Iglesias» (plural). Y es que corresponde al Hijo, Jesucristo, realizar el plan de salvación de su Padre en la plenitud de los tiempos fundando una Iglesia.

Pues bien, si nos decimos cristianos, debemos cumplir con la voluntad de Cristo. Hay quienes dicen: «Hay que aceptar a Cristo como Salvador personal», nosotros decimos: «SI» hay que aceptarlo, pero hay que aceptarlo totalmente con lo que Él es, lo que hizo, lo que enseño y lo que estableció.

Mi deber como cristiano es cumplir su voluntad, lo que implica estar en su Iglesia, no en otra, fundada por hombres. La Iglesia nació por una decisión libre y misteriosa de la sabiduría eterna de Dios. Para convocar a través de su Hijo Jesucristo a los creyentes en Cristo en la Santa Iglesia.

SEGUNDO CRITERIO: Es el de la historicidad. De entre tantas Iglesias actuales ¿cuál es la Iglesia fundada por Cristo? La Iglesia de Cristo, lleva mas de dos mil años. Esto es un hecho histórico comprobable. Hay pruebas arqueológicas, pruebas escritas, listas de Papas que han sucedido a Pedro de forma ininterrumpida. Además de lo dicho, la Iglesia debe cumplir con dos requisitos:

  1. Enseñar las mismas doctrinas que se enseñaron en los tiempos apostólicos.
  2. Que la autoridad de sus líderes debe verse sin interrupción desde los mismo apóstoles.

De esta manera, la historicidad, las doctrinas apostólicas y la autoridad apostólica, son la guía completa para determinar cual es la Iglesia que Cristo fundó. Solo la Iglesia Católica cumple con estos criterios.

Expliquemos los dos requisitos

DOCTRINA APOSTÓLICA: Si examinamos los escritos dejados por los primeros cristianos de los primeros siglos, podemos comprobar que ellos creían y enseñaban doctrinas católicas: la presencia de Jesús en la Eucaristía, la oración por los difuntos, el matrimonio etc., esto nos confirma que la doctrina católica actual es la misma de hace 2,000 años.

Apostoles de Jesus

LA AUTORIDAD APOSTÓLICA: La Biblia es clara en cuanto a que Jesús dejó un liderazgo dentro de su Iglesia, ella debía ser dirigida por obispos, presbíteros y diáconos, con el sucesor de Pedro como su autoridad central.

Solo la Iglesia Católica tiene esa jerarquía, y lo más importante, es que los líderes católicos pueden demostrar que su autoridad se remonta a una sucesión sin interrupción, hasta la autoridad que Cristo dio a los apóstoles, la cual fue transmitida por medio de la imposición de las manos.

No descuides el don espiritual que está en ti, que te fue conferido por medio de la profecía con la imposición de manos del presbiterio.

1 Timoteo 5, 14

Características de la Iglesia de Cristo

PRIMERA: La Iglesia es visible. Si la unidad de la Iglesia es característica para identificar a la Iglesia de Cristo, entonces es que ésta tiene que ser visible (Ctr Juan 17, 21). Y el apóstol Pablo pide a Tito que no haya división:

«Al sectario después de una o dos amonestaciones evítale».

Tito 3. 10

Los que enseñan doctrinas erróneas hay que evitarlos, no son honestos, han dado lugar en su corazón y mente a razones contra la Iglesia, pues no se han dado a la tarea de investigar con esfuerzo que es lo que dice la Iglesia sobre cuestiones fundamentales.

SEGUNDA: La Iglesia es Santa. Acá tendríamos que ver únicamente lo que Cristo ha establecido. Mateo 16, 19 dice que después de establecer la Iglesia Jesús dijo que «las puertas del infierno no prevalecerán contra ella». Subraye «no prevalecerán» en contra de la Iglesia, ésta Iglesia es Santa porque quien la fundó es Santo y Él nos santifica.

Muchos buscan defectos como aquel hombre que busca defectos para justificar el abandono de su hogar.

Jesús no dijo que sería la Iglesia de los Santos, los puros, los indefectibles, los castos, en su mismo grupo algunos fallaron, uno lo negó, otro lo vendió, todos son de la misma naturaleza. El Espíritu Santo los va perfeccionando día a día.

TERCERA: La Iglesia es Católica. Esto ha sido revelado por Cristo. Jesucristo habló de esa universalidad de su mensaje y para ello necesitaba establecer una Iglesia que predicara en su nombre y trabajara en su nombre, cumpliendo esa promesa que Yavé hiciera a Abrahán.

Cumpliéndose en Mt 28, 19-20: «Id pues y haced discípulos a todos los pueblos…» Vea bien, dice «a todos los pueblos». Un mensaje universal y un sacramento por el cual se pertenecería a su Iglesia.

Ahora, Él sí prometió el Espíritu Santo en pentecostés para «ser sus testigos hasta los confines de la tierra» (Ver Hechos 1, 8).

O sea, un testimonio único de repercusión universal y una palabra para universal es «Católica».

CUARTO: La Iglesia es Apostólica. Lc 10, 16, Mt 18, 18, Jn 20, 23, Mt 20, 19-20; 10, 18-19, Jn 21, 18-18, Ef 2, 20, Hechos 2, 42, Esa primera Iglesia perseveraba unida en la enseñanza de los Apóstoles.

Ahora, cuando Cristo fundó la Iglesia no había Biblia, la Iglesia la escribe durante el primer siglo, hasta casi el siglo V, se establece el canon. Si la Iglesia fuera bíblica dependería de mi interpretación. Por eso, Pedro ya lo había anticipado al decir que la Escritura, no es de «interpretación privada» (2 Pe 1, 20).

Para algunos ya no hay Iglesia, no hay magisterio, no hay sucesor de Pedro, terminan privatizando la salvación, no necesitan Iglesia.

Nuestra Iglesia es Apostólica, si no vea Hechos 15, como Pablo y Bernabé ante un problema en Antiquísimo suben a Jerusalen para consultar con los Apóstoles (Versículo 28 del mismo capitulo), Santiago Obispo de Jerusalen termina diciendo: «El Espíritu Santo y nosotros». Esta es la Iglesia, la del poder del Espíritu Santo.

Argumentos contra la Iglesia

PAGANIZACIÓN: dicen algunos que la Iglesia Católica se corrompió con la cultura pagana imperante, al punto de que apostaron y Cristo ya no les consideró más como su Iglesia.

La respuesta es simple, si hubiera ocurrido una paganización de la Iglesia original, tendíamos que admitir que Cristo falló y es un mentiroso o que la Biblia se equivoca. Lo que no puede ser de ninguna manera, ¿Por qué decimos esto? Porque Cristo dijo a Pedro:

Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (la Iglesia).

Mateo 16, 18

Así que según la Biblia, la Iglesia original permanecerá hasta el fin del mundo, sin desviarse de la verdadera fe que recibió de Cristo. Y esto a pesar de que las fuerzas del mal actúen en su contra.

También, Jesús habló a los Apóstoles sobre el Espíritu Santo:

«Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, les guiará hasta la verdad completa».

Juan 16, 13

Si la Iglesia Católica se hubiera paganizado, entonces significa que el Espíritu Santo falló y no pudo llevar a la Iglesia y mantenerla en la verdad.

EL PECADO: En la Iglesia Católica hay muchos pecadores, por eso no puede ser la Iglesia de Cristo, suelen argumentar otros. Pero ¿dónde dice la Biblia que la Iglesia debe estar formada solo por Santos, sin presencia de ningún pecador?

Lo importante es lo que enseñó Jesús al respecto. Y nos damos cuenta que lo que enseña es todo lo contrario. El dijo que en el Reino de Dios habrá «trigo» y «cizaña» y que solo al final de los tiempos se separará uno del otro (Mateo 13, 14-31).

Además, la Biblia afirma que si alguien dice que no tiene pecado es un mentiroso (1 Juan 1, 8-10). ¿Cómo puede ser entonces que alguien pueda decir que existe una Iglesia donde no hay pecadores?

EN CONCLUSIÓN: Debemos decir, que no existen razones válidas para que un hombre funde otras Iglesias. La Biblia es enfática cuando dice:

«Si alguien fomenta sectas en la Iglesia, le llamaran la atencion una primera y una segunda vez, después rompe con él, sabiendo que es un descarriado y culpable que se condena a si mismo».

Tito 3, 10

Les ruego, hermanos, que vigilen a los que causan disensiones y tropiezos contra las enseñanzas que ustedes aprendieron, y que se aparten de ellos.

Romanos 16, 17-1

Nuestra confesión es decir que creemos y creemos en la Iglesia que es una, Santa, Católica y Apostólica. ¿Y por qué creemos en una sola Iglesia? Por dos razones:

  • Primero: Así lo dispuso el Señor Jesús.
  • Segundo: Porque no vamos a corregir lo que Él dispuso.

No debemos buscar otra institución eclesial puesto que «Cristo Vive en mi» dice San Pablo. Y si vive en nosotros. Por tanto, debo hacer su voluntad.

Nosotros decidimos seguir formando parte de la Iglesia que Cristo fundó. No de una agrupación fundada por hombres.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: