Chinandega

Isla Maderas Negras

Hay una interesante variedad de fauna como peces el gualajo, el jurel, mero crustáceos, conchas negras, cangrejos, camarones y tortugas paslama.


Plena de recursos un rincón costero protegido en el municipio de El Viejo.

Un total de 136 hectáreas conforman la isla Maderas Negras, perteneciente al municipio de El Viejo, Chinandega, Desde Puerto El Toro, El Realejo, la ruta en lancha se advierte cercano a sus costas, está en el límite noroeste.

Para llegar desde la ciudad de Chinandega en transporte colectivo, que ingresa por la carretera ‘Los Millonarios’, la trocha es complicada y la unidad circula en época de invierno entre charcas y zonas secas de la Texana, sector Puente de Hoyos, La Comarca el Gancho de la Mona y El Cocal.

Adentrarse en ese territorio la panorámica es solamente de cañaverales. En la isla Maderas Negras, a pesar de la devastación y tala de los recursos aun queda una buena parte y entre otros se divisa el mangle rojo y el mangle blanco, el suelo es pantanoso y saturado de humedad, compuesto de arcilla, limo y el resto de materia orgánica.

Hay una interesante variedad de fauna como peces el gualajo, el jurel, mero crustáceos, conchas negras, cangrejos, camarones y tortugas paslama.

Entre las aves el garzón grande, la garceta azul y se observa la picótijera americana. Este es un sitio apropiado para el ecoturismo, aunque paralizado en las actuales circunstancias de crisis sanitaria.

Para turistas locales ahí se ubican cabañas para pernoctar. Las autoridades tratan de asegurar la conservación de la naturaleza y así fue declarada por el Marena ‘Parque Ecológico Municipal’ en diciembre del año pasado.

Ojala que esto conlleve paralizar toda amenaza a los recursos naturales en el maravilloso estero e isla viejana.