Internacionales

Incidentes en el velatorio al cerrarse el acceso al público

El velatorio, instalado en la sede del Gobierno, finaliza a las 19.00 hora local, tres horas más tarde de lo planeado


El operativo para la despedida a Diego Maradona en la Casa Rosada se ha salido de control. El Gobierno intentó cerrar el acceso a la fila de ingreso, anticipando el deseo de la familia de que el velatorio termine a las 16.00 horas de Buenos Aires (las 20.00 horas peninsular española). Las decenas de miles de personas que quedaron fuera, agrupadas a lo largo de más de 20 calles, se enfrentaron enseguida con la policía, que ha respondido con gases lacrimógenos. Quienes ya estaban en la fila, delimitada por vallas de metal, han comenzado a correr hacia la Plaza de Mayo. El descontrol ha sido total. La intención oficial era que el velatorio durase incluso hasta el sábado, pero la familia de Maradona se ha negado. Finalmente, el horario se ha extendido hasta las 19.00 horas.

Diego Armando Maradona, considerado el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos, falleció el miércoles a los 60 años en su casa de Nordelta, en el distrito de Tigre, a 40 kilómetros al norte de Buenos Aires. Los aficionados entran a la sede del Gobierno argentino vestidos con camisetas de la selección albiceleste o de los equipos en los que militó el astro, como Boca Juniors. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha declarado tres días de duelo nacional. Prácticamente en todas las ciudades del país miles de personas han salido a las calles para rendir homenaje a su ídolo fallecido.

La infantería ha cortado la avenida 9 de Julio. Los antimotines han armado un cordón sobre el asfalto, luego de dispersar con gases y balas de goma a cientos de personas que avanzaban hacia la Casa Rosada. Otro foco de violencia se vive frente a la sede del Gobierno, donde la gente intenta saltar por encima de la reja que protege el edificio donde se realiza el velatorio de Maradona. Los incidentes se han iniciado minutos después de que la policía anunciara que la capilla ardiente se cerraría a las 16.30 (hora local), por petición de la familia de Maradona. El cierre de la fila dejó a decenas de miles de personas fuera.