Nacionales

Imagen de la Sangre de Cristo será restaurada, confirma Cardenal Brenes a seis meses del atentado

La imagen de la Sangre de Cristo será restaurada por expertos guatemaltecos que ya están analizando los daños tras el atentado a la Catedral de Managua


El cardenal Leopoldo Brenes confirmó este domingo que la imagen de la Sangre de Cristo, quemada producto del atentado a la Catedral de Managua del pasado 31 de julio, será restaurada por expertos guatemaltecos, que llegarán al país para realizar una evaluación in situ de los daños causados. 

“Estamos trabajando y haciendo las consultas para la restauración de la imagen. Hay una comisión que está haciendo los estudios, ya se ha mandado un material para que ellos vayan analizando bien la imagen, como también el daño que sufrió”, aseguró Brenes en una misa de conmemoración de los seis meses del atento terrorista que sufrió la catedral. 

Los trabajos de restauración de la imagen de 382 años de antigüedad son apoyados por el arzobispo de Ciudad de Guatemala, monseñor Gonzalo de Villa y Vásquez. 

“Sigamos orando para que pronto ellos vengan in situ, como me lo han prometido, para darnos un dictamen y que podamos nuevamente con nuestros ojos poder contemplar esa bella imagen que continuará llevándonos a ese encuentro persona con Jesucristo”, agregó el cardenal.   

EL ATENTADO  

La Arquidiócesis de Managua, El Vaticano, el papa Francisco y la Conferencia Episcopal de Nicaragua han insistido en que el incendio en la Catedral de Managua se trató de un “atentado terrorista” contra la Iglesia por su labor evangelizadora y de denuncia que ha mantenido en los últimos años de crisis sociopolítica en el país.  

La Iglesia denunció desde un primer momento que, según testigos, un hombre encapuchado ingresó a la Catedral y lanzó un artefacto explosivo en la capilla donde se encontraba la imagen.  

Tres días después del atentado, la Policía cerró la investigación concluyendo que el incendio “no fue intencional, descartándose acción criminal”.  

“El incendio se produjo por una combinación de elementos físicos y químicos que incidieron en la plataforma donde se única la imagen de la Sangre de Cristo”, indica la versión policial rechazada por la Iglesia.  

Este domingo, el cardenal Leopoldo Brenes insistió en que se trató de un atentado.  

“Con mucha tristeza a diario recordamos ese lamentable atentado contra la preciosa y consagrada imagen de la Sangre de Cristo. La persona o las personas que planificaron ese atentado pensaron que destruyendo nuestra venerada imagen la fe en Jesucristo se perdía, y no, porque nuestra fe no está pegada en la frente con saliva, sino que la fe que fortalecemos a través de las imágenes está gravado en el corazón”, dijo.  

La imagen de la Sangre de Cristo, uno de los símbolos más sagrados y reconocidos de la fe católica en Nicaragua fue quemada este viernes en la Catedral de Managua. Durante una de sus visitas a Nicaragua, el papa San Juan Pablo II acudió a su capilla para orar de rodillas frente a la imagen.  

DETALLES 

La imagen es una representación de Cristo en la cruz tallada en madera policromada. Es de la época del siglo XVII de autor desconocido.