Nacionales

Iglesia católica confirma el deceso por Covid-19 de otro sacerdote

El párroco de Camoapa, Mario José Jarquín Pérez, quien también ejerció labor pastoral en Rivas, fue hospitalizado el fin de semana pasado tras dar positivo al Covid-19.


La Diócesis de Granada confirmó este sábado el fallecimiento del sacerdote Mario José Jarquín, párroco de la iglesia Medalla Milagrosa del municipio de Camoapa, del departamento Boaco, quien se encontraba hospitalizado por Covid-19.

La muerte del sacerdote la confirmó la Diócesis de Granada en un comunicado publicado la noche de este sábado, que fue reafirmado por el área de comunicación de la parroquia Medalla Milagrosa.

Monseñor Jorge Solórzano, obispo de la Diócesis de Granada y el clero expresaron su más profundo sentir “por la pérdida del presbítero Mario, quien fue uno de los colaboradores más cercanos cuando fue vicario de pastoral”.

Su servicio pastoral lo realizó en distintas parroquias de la diócesis de Granada, entre ellas San Pedro Apóstol y San Martín de Porres de la ciudad de Rivas.

En la página de la parroquia Medalla Milagrosa de Camoapa, donde ejercía actualmente su labor pastoral, el comunicado detalla: “Con gran dolor les comunicamos que nuestro párroco ha fallecido. Elevemos una oración por el eterno descanso de su alma”.

MURIÓ EN EL HOSPITAL MILITAR

Matilde López, responsable del área de comunicación de dicha parroquia, había confirmado a Despacho 505 el pasado lunes que el párroco se encontraba en el hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños de Managua desde el pasado domingo 5 de septiembre, tras dar positivo a Covid-19.

De acuerdo con López, el sacerdote empezó a tratarse el coronavirus en la parroquia, pero dijo que para garantizarle una mejor atención fue trasladado al hospital.

La noticia de la muerte del sacerdote se propagó por Camoapa “llenándonos de luto y dolor a la feligresía y estamos muy consternados”, relató la joven Dieva Hernández, quien es miembro de la pastoral juvenil de dicha parroquia.