Internacionales

Hospitales en Guatemala están al borde de la saturación por la Covid-19

egún la cartera sanitaria, los casos vienen en aumento desde hace 15 días, tras las vacaciones de la Semana Santa, con 17.150 contagios detectados en dicho período.


La ministra de Salud de Guatemala, Amelia Flores, aseguró que los hospitales del país están al borde de la saturación por el SARS-CoV-2, especialmente después de contabilizar 17.150 contagios en los últimos 15 días.

Flores indicó que «ya no cabe la gente en los hospitales» durante una rueda de prensa en la que no especificó la ocupación total del sistema sanitario, que ascendía la semana pasada hasta el 71 %.

La ministra, sin embargo, sí indicó que existen seis hospitales a más del 100 % de su capacidad en su ocupación de pacientes graves o «severos» de covid-19, incluidos los dos principales del país, el Roosevelt y el San Juan de Dios, ubicados en la Ciudad de Guatemala.

También se encuentran desbordados los hospitales de los departamentos de Quetzaltenango (oeste), Retalhuleu (suroeste), además de otros dos nosocomios localizados en Ciudad de Guatemala (centro) y en el municipio de Cobán, en Alta Verapaz, al norte del país.

Según la cartera sanitaria, los casos vienen en aumento desde hace 15 días, tras las vacaciones de la Semana Santa, con 17.150 contagios detectados en dicho período.

Flores añadió que «estamos presentando una sobrepoblación de camas» y que el número de pacientes graves y fallecidos «es alto».

Guatemala ha sumado un total de 213.049 casos positivos del coronavirus en 13 meses de pandemia y 7.241 muertes por la enfermedad, la cifra más alta de Centroamérica.

El pasado 16 de abril, el Gobierno del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, anunció un estado de prevención por 15 días en todo el territorio por la expansión del SARS-CoV-2 en las últimas semanas.

La disposición fue divulgada en cadena nacional por el mismo Giammattei tras un Consejo de Ministros, con la oposición de su vicepresidente, Guillermo Castillo, quien consideró que la decisión era innecesaria pues repetía restricciones que ya estaban vigentes.

Con la medida se limitan las celebraciones, manifestaciones y espectáculos hasta con un aforo de un 25 por ciento, además permitirle a las fuerzas de seguridad disolver cualquier reunión, grupo o protesta.

Las autoridades también tendrán la potestad de «exigir» sus «documentos» a quienes «viajen en el territorio», debido a la normativa.

El Gobierno guatemalteco amplió además la prohibición de consumo de alcohol en lugares públicos, anteriormente permitida de seis de la mañana hasta las nueve de la noche y ahora establecida hasta las seis de la tarde.

Sin embargo, sigue siendo permitido comprar alcohol hasta las 8 de la noche para consumo privado.

De acuerdo a las autoridades, Guatemala se encuentra en la tercera ola de la enfermedad, con un aumento de casos y de decesos en las últimas semanas.

El primer caso del SARS-CoV-2 en la nación centroamericana fue detectado el 13 de marzo de 2020 y el primer fallecimiento debido al virus fue dos días después, el 15 de marzo del mismo año.