Chinandega

Fuertes vientos azotan zonas costeras en Chinandega

Desde la noche de martes las ráfagas de vientos en zonas costeras chinandeganas aumentaron considerablemente.


Rachas de hasta 70 kilómetros por hora, tras el paso de la tormenta tropical Eta, se pueden percibir en la orilla de la costa, con la ventaja de que las mareas no superan los dos metros de altura.

Propietarios de negocios costeros en el Puerto de Corinto, los ranchos de Paso Caballos y los establecimientos ubicados en costas del municipio El Viejo, se mantienen vigilantes ante la situación, sin lamentar pérdidas en estructura hasta el momento, aunque declaran ventas nulas en los últimos días.

Que las mareas no se eleven a un nivel peligroso es un alivio en la ciudad portuaria que desde hace una década ve su dique costero socavado por marejadas que año con año reclaman terreno.

Pescadores no trabajan desde hace tres días

Ante la prohibición de zarpes, dictada por el Distrito Naval Pacífico, al menos 200 pescadores corinteños permanecen varados. Ya han cumplido tres días en paro lo que atenta contra el sustento de ellos y de su familia.
“Desde antier la guardia no nos permitió salir. Hoy amaneció feo el clima y llevamos tres días parqueados, aquí no hay ayuda de nadie y dicen que faltan cuatro días más” comentó preocupado Bayardo Blandón, pescador de la zona.

Toda una cadena de producción artesanal se ve afectada ante la escasez de marisco, incluyendo a las mujeres conocidas como “pelícanas”, ellas son las encargadas de la limpieza y corte de peces para facilitar su comercialización, ellas tampoco han trabajado.

En la franja costera del pacífico, centenares de familias dependen de la pesca artesanal. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales informó que las condiciones climáticas de riesgo podrían extenderse hasta el fin de semana.