Internacionales

Francisco vuelve a Roma tras histórico viaje en Irak

Una vez fuera el presidente iraquí saludó con afectuosa cordialidad al séquito papal, entre los que estaban los cardenales Leonardo Sandri, Fernando Filoni y Miguel Ángel Ayuso.


La despedida de Francisco de Irak fue sobria pero sentida. El presidente del país lo esperaba en el aeropuerto. Ambos se reunieron durante varios minutos para comentar los pormenores de los 3 días de visita papal.

Una vez fuera el presidente iraquí saludó con afectuosa cordialidad al séquito papal, entre los que estaban los cardenales Leonardo Sandri, Fernando Filoni y Miguel Ángel Ayuso.

También estaba el secretario del Vaticano para las relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher.

El ambiente era muy cordial y distendido. Tras un último y afectuoso saludo entre el Papa y el presidente, llegó el momento de la despedida. Francisco subió las escaleras con dificultad, a causa de la cojera que volvió a hacerse evidente tras el primer día. 

Después de 3 días de intensa agenda en Irak, este lunes 8 de marzo el Papa Francisco concluyó su viaje apostólico a este país de Oriente Medio y a las 09:40 de la mañana, hora local de Irak, el avión que lo traslada a él, a su séquito y a los periodistas acreditados despegó del aeropuerto Internacional de Bagdad.

Antes de partir, el Pontífice celebró Misa en privado en la Nunciatura Apostólica. Después de despedirse de las personas que le han ayudado estos días, se dirigió al aeropuerto, donde mantuvo una breve reunión privada con el presidente de Irak. A continuación, tuvo lugar una sencilla ceremonia de despedida en el aeropuerto antes de embarcar.

El vuelo, con código AZ4001 de Alitalia, tiene una duración aproximada de 5 horas 15 minutos, por lo que se espera que, tras recorrer 2.947 kilómetros, el avión que traslada al Santo Padre, un A330, aterrice en el aeropuerto de Roma-Fiumicino a las 12:55, hora de Italia.

El Papa Francisco llegó a Irak el pasado viernes 5 de marzo como peregrino en medio de una Iglesia martirizada y un pueblo que ha sufrido décadas de guerra y violencia.

Entre los eventos más destacados que protagonizó estos días, destacan el encuentro con las autoridades y sociedad civil el 5 de marzo en el Palacio Presidencial de Bagdad, donde solicitó la protección y reconocimiento de los derechos de todas las comunidades religiosas, y recordó la presencia milenaria de los cristianos en Irak.

El avión despegó puntual en torno a las 9.40 de la mañana y de este modo se puso fin al primer viaje de un pontífice a tierras iraquíes.