Internacionales

Es posible contraer el covid-19 tras recibir la vacuna. Esto podemos aprender de los casos reportados por los CDC

Un estudio en Israel en más de 4 millones 700 mil personas que recibieron las dos dosis de la vacuna para el 3 de abril demostró:


La infección de covid-19 tras vacunarse: lo que dicen los CDC

En primer lugar, no debe causar sorpresa que una persona completamente vacunada contra el covid-19 pueda infectarse, enfermarse, hospitalizarse y hasta morir de la enfermedad. Eso es consecuencia de que ninguna vacuna es 100% efectiva, una realidad que se ha venido demostrando en recientes estudios, principalmente en Israel, Estados Unidos y el Reino Unido.

Recordemos que la efectividad de una vacuna se calcula usándola en la vida real, comparando la probabilidad de infectarse por el SARS -CoV-2 en dos grupos de personas, los vacunados y los no vacunados.

Al respecto, recientemente se han empezado a publicar estudios de efectividad de las vacunas, en países que además de vacunar activamente a sus habitantes, están estudiando la utilidad de las vacunas, es decir, su efectividad.

Lo que revela un estudio en Israel

Un estudio en Israel en más de 4 millones 700 mil personas que recibieron las dos dosis de la vacuna para el 3 de abril demostró:

Una efectividad del 97% para prevenir una infección sintomática,

  • 97,2% para prevenir la hospitalización,
  • 97,5% para prevenir enfermedad severa
  • y 96,7% para prevenir la muerte por covid-19.

Un estudio estadounidense con 3.950 trabajadores de la salud, demostró que la efectividad para prevenir la enfermedad sintomática fue de:

  • 90% después de dos dosis de vacunas de ARN mensajero,
  • y de 80% después de la primera dosis.

Otro estudio estadounidense demostró que las vacunas de ARN mensajero fueron capaces de prevenir el 94% de hospitalizaciones en adultos mayores con covid-19.

Si prestamos atención a esos porcentajes de efectividad, nos damos cuenta de que en ningún caso alcanzan el 100%, lo cual indica que existe la posibilidad de que una persona completamente vacunada pueda infectarse, ser hospitalizada y en casos muy raros, incluso morir.

Y esas posibilidades quedan demostradas en el informe de los CDC, que evaluó el número de casos de covid-19 reportados en personas completamente vacunadas entre el 1 de enero y el 30 de abril del 2021.

En total, entre los 101 millones de personas vacunadas ocurrieron:

  • 10.262 casos de covid-19 con una edad promedio de:
    • 58 años,
    • y el 63% fueron mujeres.

De los 10.262 casos de covid-19 posvacunación:

  • 2.725 o 27% fueron asintomáticas,
  • 995 o 10% fueron hospitalizados
  • y 160 o 2% fallecieron.

La edad mediana de los pacientes que fallecieron fue de 82 años.

Los investigadores recolectaron datos sobre el secuenciamiento genético de los virus aislados en 555 casos notificados, lo cual representa solo el 5% del total.

De esos 555 análisis genómicos 356 o 64%, fueron variantes de preocupación del SARS-CoV-2, que, como escuchamos en el episodio del 12 de mayo, son aquellas que en las que hay evidencia de que el virus tiene una mayor capacidad de contagio, que produce una enfermedad más severa, y una efectividad reducida de tratamientos o vacunas.

De las 356 variantes de preocupación:

  • 199 o 56%, fue la variante B.1.1.7 descubierta en el Reino Unido,
  • 88 o 25% la variante B.1.429 descubierta en Estados Unidos,
  • 28 o 8% la variante B.1.427 también descubierta en Estados Unidos,
  • 28 o 8% la variante P.1 descubierta en Brasil y
  • 13 o 4% la variante B.1.351 descubierta en Sudáfrica.

Los autores alertan que sus hallazgos tienen por lo menos dos limitaciones.

En primer lugar, es probable que -debido a que el sistema de vigilancia nacional se basa en informes voluntarios- el número de casos de covid-19 en personas vacunadas estén subregistrados. Es posible que muchas personas con infecciones posvacunación asintomáticas o con síntomas leves no los hayan reportado.

En segundo lugar, solo se ha secuenciado al 5% de los casos de infección posvacuna notificados.

Y, por último, en relación con las 995 hospitalizaciones y 160 fallecimientos ocurridos en personas previamente vacunadas, y sobreentendiendo que cada vida humana es valiosa, es fácil calcular y valorar el número de hospitalizaciones y muertes que hubieran ocurrido -de no haberse vacunado- en los 101 millones de personas que sí lo hicieron.