Nacionales

En Nicaragua fallecen 8 sacerdotes en los últimos 46 días

El sacerdote de la Parroquia San Antonio de Monte Tabor falleció luego de permanecer 17 días hospitalizado. Otros nueve religiosos se encuentran enfermos, informó la Arquidiócesis de Managua


El recién ordenado sacerdote Félix Méndez falleció este viernes por complicaciones de salud en un hospital de Managua, donde fue atendido durante 17 días por problemas respiratorios.

Con este deceso suman 8 los sacerdotes fallecidos en Nicaragua en los últimos 46 días, y un total de 18 desde marzo de 2020, cuando se detectó por primera vez el virus en este país centroamericano.

La Arquidiócesis de Managua no precisó si estaba asociada a la covid-19 la complicación de salud del diácono de nacionalidad salvadoreña, quien fue ordenado sacerdote en julio pasado y realizaba trabajos pastorales en la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús en la comunidad Los Cedros, Managua. No obstante, la Parroquia San Antonio de Monte Tabor, de Managua, donde prestaba servicios, relacionó su muerte al covid-19.

En una declaración escrita, el cardenal nicaragüense y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, y el clero arquidiocesano, enviaron sus condolencias a su mamá, Natividad de Jesús Méndez, a sus familiares y a los sacerdotes formadores de los seminarios de Managua por el fallecimiento de Méndez.

El diácono, que tenía dos años en Nicaragua, comenzó su formación religiosa en el seminario de San Salvador, de donde era originario.

OTROS NUEVE SACERDOTES ENFERMOS, SEGÚN BRENES

Méndez se encontraba hospitalizado por problemas respiratorios desde el pasado 7 de septiembre, según publicó al momento de su ingreso al centro asistencial la Parroquia San Antonio de Monte Tabor en sus redes sociales, atribuyendo la enfermedad a síntomas del covid-19.

El cardenal Brenes, de 72 años y quien se encuentra en cuarentena tras haber sufrido covid-19, dijo el viernes pasado que ha “llorado mucho” por los sacerdotes que han enfermado o fallecido a causa de la pandemia en el país centroamericano, donde predomina la fe católica.

La Iglesia católica nicaragüense había pedido orar por 9 sacerdotes enfermos con síntomas de la covid-19, incluido el cardenal Brenes.

Las diferentes diócesis han orientado a los sacerdotes a cuidarse de la covid-19, y a los fieles católicos a no bajar la guardia en el cumplimiento del protocolo básico.

Entre los religiosos afectados se encuentra el obispo emérito César Bosco Vivas Robelo, fallecido el 23 de junio de 2020, a los 78 años de edad, de acuerdo con la Conferencia Episcopal de Nicaragua.