El legado de Monseñor Rodrigo Urbina

El fulgor matutino con el que se despertaba el alba cada seis de diciembre en Nicaragua, el sonoro repique de las campanas que rompía los silbidos del gélido viento, el sonido y olor a pólvora en la ancestral ciudad de El Viejo, que congregaban «desde un polo a otro polo» las romerías del piadoso nicaragüense, hoy tendrán otro significado.

Por más de un cuarto de siglo la cristiandad mariana giraba su corazón hacia el palacio de la que es Reina de Nicaragua, a la Inmaculada Concepción de María, la Purísima, y veía con gozo dos rostros tan distintos pero tan significativos e igualmente piadosos, eran los ojos de la Virgen y el rostro de Monseñor Rodrigo, cuyo desmesurado amor solo se compara con el de un hijo hacia una Madre, si… Así es el desmesurado amor filial del muy ilustrísimo Señor Canónigo Secretario del Real Cabildo Catedralicio Monseñor Rodrigo Urbina Vivas, párroco y Rector del Santuario Nacional y Basílica menor de Nuestra Señora del Trono hasta este mes de febrero 2019.

Desde el púlpito pregonaban magistrales exégesis mariológicas que eran un verdadero compendio doctrinal, un testamento perenne para las generaciones que por tantos años escuchábamos con voz vibrante y sonora el ¿Quién causa tanta alegría?.

Monseñor Rodrigo, cala en el sentir de todo un pueblo que le ha visto, oído y tocado, por su temple y firme carácter, y aunque eso le ha llevado a tener la crítica de quienes discrepan con él, es sin lugar a dudas un personaje digno de estar en nuestras Sacristía Católica.

Lleva consigo la ferviente devoción, el ardiente deseo de estar ahí al pie de la Madre.

Los desacuerdo en su momento de cómo llevaba la administración y rectoría del Santuario dio una imagen poco digna de su vocación, sin embargo fueron más sus aciertos que desacierto.

Su llegada a la Basílica fue un murmullo de intrigas e inconformidades dado su peculiar forma de llevar las cosas en la Parroquia. Cuando en el año 1992 es ordenado por las manos de Monseñor Bosco Vivas, su tío y su obispo, la unción sacerdotal fue a los pies del Trono de la Purísima, en el templo donde pasaría hasta estos días.

Su enorme influencia, el genuino amor a la Santísima Virgen del Trono y su profunda devoción lo llevó a proponer a la curia de León que se solicitara a la Conferencia Episcopal de Nicaragua que reconocieran público y solemnemente, que la piadosa Imagen de la Inmaculada Concepción de El Viejo, con un significado entrañable para el pueblo nicaragüense, fuese nombrada Patrona Nacional y su templo en el Santuario de mayor prestigio y piedad del pueblo cristiano; así, el 13 de mayo de 2001, con la Conferencia Episcopal en pleno, el cabildo y clero de Catedral de León, y ante las altas dignidades del gobierno y de la Asamblea Nacional, se dispuso reafirmar con júbilo lo que todo el catolicismo en Nicaragua pregonaban por varios siglos.

Al cumplirse los 450 años de la llegada a nuestras tierras de la teresiana imagen de la Virgen del Trono, como párroco y Rector del Santuario, solicita al señor Obispo, que fuese consagrada con rito solemne según costumbre de la Antigua de Guatemala el 12 de agosto de 2012.

Sumados al honor de tantos méritos en toda la historia de esa imagen que no es otra que la misma historia de Nicaragua.

La prolifera labor y los cambios en la Basílica de El Viejo y en sus fieles han dejado una huella insuperable para su sucesores, tanto a nivel pastoral como social.

La trasformación significativa en el templo y las imágenes, sus tesoros con su valor histórico se cuentan en cada pilar que sostienen firme el Palacete Real en El Viejo.

DE AGATEYTE HACIA ADIAC

¿Escucharán de nuevo nuestros oídos el ardiente fervor de este respetable, lumínico padre y pastor?. Hoy la tierra del Cacique Agateyte envía su mejor águila al Cacique Adiac del noble pueblo de Subtiava en León.

Águila que hirió la conciencia con pico de acero. El pintoresco y folclórico pueblo de El Viejo y el de Subtiava no difieren en mucho de sus tradiciones y costumbres pues en ellas aún existen comunidades indígenas con quien Monseñor tienen basta experiencia.

Nuestra comunidad Sacristiense presenta sus cumplidos al Muy Ilustrísimo Monseñor Rodrigo Urbina, la lumínica y angélica lengua que pregona las glorias de María por toda Nicaragua, anhelando que el destino que hoy la Purísima le ha marcado en su nueva misión pastoral eleve su espíritu a la humildad y mansedumbre con la ayuda de la Divina Providencia.

Nos tocará sumergir nuestros recuerdos en el exaltado rostro abnegado en amor, desde el púlpito hablándole a Ella, alabando todas sus virtudes, elogiando sus pureza sin mancha.

Su nombre será recordado en el corazón de los marianos igual que el Reverendo Esnao, venerable Remigio o el gran Padre Teo.

Adiós monseñor, la mitra que Roma aún no te da, la colocamos nosotros, nos la dio tu sevillana que quiso para siempre ser viejana.

La estela de la Niña Blanca le proteja, y un día nos lo taiga de vuelta para escuchar de usted los cantares a la Purísima y el A TÍ REINA GLORIOSA DEL CIELO.

Nota Especial de Sacristía Católica

Comentarios

Sitio web de la ciudad de Chinandega, Nicaragua. Nuestra misión es dar a conocer la cultura, tradiciones y acontecimientos de la ciudad.
Si desea contactarnos puede escribirnos dando click aquí.

Facebook

Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: