Internacionales

EE.UU. vive el día más negro de la pandemia mientras espera una segunda vacuna

El coronavirus circula descontrolado de costa a costa y muchos hospitales llegan o se acercan al colapso por la avalancha de personas con necesidad de atención urgente. Mientras tanto, los planes de inmunización de la población avanzan.


La fase de la pandemia de COVID-19 que vive Estados Unidos en este momento del año pone a toda la nación ante un contraste evidente.

Por un lado, la autorización de la primera vacuna contra esta enfermedad (la de la farmacéutica Pfizer) y el comienzo de una campaña de inmunización ha avivado las esperanzas de un final no muy lejano para esta pesadilla. Y este jueves un comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) prevé reunirse para evaluar si recomienda aprobar una segunda, la de la compañía Moderna. 

Pero por el otro, el coronavirus que provoca esta dolencia sigue circulando sin control de costa a costa y hunde al país en sus días más negros en términos sanitarios desde que se detectó a finales del años pasado en China. 

Este miércoles, se registraron al menos 232,086 nuevos casos positivos confirmados y 3,293 muertos, según NBC News, cadena hermana de Telemundo. Se trata de un doble récord absoluto diario desde el comienzo de la pandemia, de acuerdo con el mismo medio.

Otros recuentos, como el de la Universidad Johns Hopkins, indican números aún más elevados para estos índices en referencia al mismo día. 

La avalancha de contagios hace que muchos hospitales en el país se encuentren bajo un estado de máxima presión, abarrotados de pacientes con necesidad de atención urgente y con falta de espacio y personal

Más de 113,000 personas están actualmente hospitalizadas por COVID-19, según el proyecto COVID Tracking Project. Nunca antes hubo tantos pacientes al mismo tiempo en los centros médicos del país por esta enfermedad, de acuerdo con la misma fuente. 

Uno de los estados que peor está parado en estos momentos es California, donde las unidades de cuidados intensivos roza el 95% de ocupación

“A veces llegamos por la mañana y muchas de las áreas ya están llenas de pacientes con COVID”, dijo al diario Los Angeles Times, Erick Fernandez, enfermero en una sala de emergencias en Lancaster. Annel Meza, que ejerce la misma profesión en la red de centros médicos Riverside University Health Systems, agregó al mismo periódico que se están colocando las camas en los pasillos para que todos quepan y, en algunos casos, “no hay camas para nada».  

Avanzan los planes de vacunación

Mientras tanto, los planes para vacunar a la población contra el COVID-19 avanzan, empezando por los colectivos de más riesgo como es justamente el de los trabajadores sanitarios. 

La vacuna de Pfizer y de su socio alemán BioNTech ya se está administrando desde el pasado lunes en varios sitios. Millones de dosis han estado llegando a partir de entonces a los 50 estados del país. “Es un honor, es una gran oportunidad estar en el primer grupo que recibe esta vacuna”, dijo a Noticias Telemundo Sandra Chaparro, cardióloga en el sur de Florida