Sucesos

Duplican recompensa por la captura de sospechoso de doble asesinato en Mulukukú.

El crimen ocurrió el 21 de julio, pero los cuerpos fueron hallados hasta la madrugada del jueves 22 de julio.


Hasta 300 mil córdobas ha sido duplicada la recompensa a quien le entregue vivo o muerto a Wilmer Antonio González Méndez, señalado como el principal sospechoso del asesinato de dos mujeres en Mulukukú.

El sobrino de Maritza González y primo de Dayiris Boniche, Jerónimo González, anunció que está dispuesto a pagar dicha recompensa para quien dé pistas sobre el paradero del sospechoso. “estoy dispuesto y sostengo la palabra de pagar la recompensa pero que me lo traigan.

Yo quiero que me lo traigan vivo o muerto. Pero que me lo traigan porque me interesa que pague (por el crimen)”, escribió Jerónimo González, en su cuenta de Facebook.

González dijo que aumentó dicha recompensa para que este incentivo financiero atraiga a la comunidad a dar información que conduzca con el paradero del sospechoso.

Jerónimo González ha sido uno de los parientes más expresivos en sus redes sociales, recuerda que de cariño llamaba a su prima “Yayi” y no pudo dejar de mostrar enojo cuando las personas cometen el error de emparentar a su familia con el sospechoso de la muerte de su tía y su prima, dice que Wilmer Antonio “se puso González” sin serlo y que era solo un empleado que les arrebató la alegría de súbito.

Wilmer González Méndez es el principal sospechoso de haber asesinado a Luz Maritza González, de 53 años, y su hija Dayiris Boniche, de 29 años.

El hombre de 30 años era el capataz de la finca propiedad de doña Maritza en Kuriwansito, Mulukukú, Caribe Norte del país. Según la Policía, el sospechoso “le realizó disparos con arma de fuego a la ciudadana Luz Maritza González Valle y agredió con objeto contundente a Diagnnie Dayiris Boniche González, ocasionándoles la muerte”.

El crimen ocurrió el 21 de julio, pero los cuerpos fueron hallados hasta la madrugada del jueves 22 de julio.