Sucesos

Dos rescates continuos en pozos de Belén – San Isidro

rescates

«El miedo se pierde», dice con la fuerza de voluntad que caracteriza al veinteañero bombero federado José Medardo Tórrez Mayorga, quien descendió la madrugada del jueves a 50 metros a un pozo perdido entre la maleza, en la Finca de la Familia Guerra de la Comarca Oriental San Isidro.

Tórrez, tiene dos años de pertenecer al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Chinandega, quien ha rescatado en esta misma zona en dos meses a un equino con vida, el pasado 28 de Septiembre y la madrugada del jueves pasado el cadáver en estado de descomposición del anciano Chepito Guerra, de 86 años.

El joven bombero estaba en su casa del barrio San Agustín la noche del miércoles, conoció de la asistencia de sus compañeros para efectuar el rescate y no dudó en pedir un aventón a un amigo motociclista y allí fue escogido para la riesgosa tarea.

Dice que los nervios no dejan de presentarse pero vale más el deseo de ayudar a la comunidad en momentos que urgen de apoyo. Junto a sus compañeros se valoran las condiciones del área con posibles gases tóxicos, riesgos de derrumbe, serpientes en la ruta, y la posibilidad que se reviente la cuerda. (Aunque son equipos debidamente certificados).

El subteniente Darwin Guevara, jefe de turno, coordinó el rescate con el sistema de cuerdas (polifrenos) desde una escalera encima del foso. Guevara dirigia el descenso, el momento de atar el cadáver y el ascenso.
Ante el retorno del bombero a la súperficie con los arneses, mascarilla y traje merece atenderlo, al presentar un leve mareo.

«Cuando vas bajando se piensa en muchas cosas pero con la ayuda de Dios todo se puede. El miedo se pierde porque siempre confiamos en el equipo».

Capacitaciones

El comandante José Onel Catin, expresó que el bombero experimenta continuas capacitaciones, para brindar una mejor respuesta.

Sostiene del peligro desconocido en un pozo abandonado y la hora que se realizó el rescate cuando la visibilidad se reduce. El rescate se extendió a 4 horas, con movimientos calculados, observados y definidos.

El comandante Catin sugirió a las familias de la zona rural oriental, sellar los pozos que ya no utilicen o un cerco que lo delimite

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: