Internacionales

Dinamarca confirma retirada de AstraZeneca de su Plan de Vacunación contra COVID-19

El regulador de medicamentos europeo admitió este mes un posible vínculo entre dicho fármaco y unos raros problemas de coagulación de la sangre.


La Autoridad Sanitaria de Dinamarca ha anunciado este miércoles el cese completo de la utilización de la vacuna de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca en su programa de inmunización nacional contra el coronavirus.

«La Autoridad Sanitaria ha decidido continuar la vacunación contra el covid-19 sin la vacuna de AstraZeneca», ha comunicado el organismo.

De esta manera, Dinamarca se convierte en el primer país europeo en abandonar de manera definitiva el preparado de AstraZeneca.

El mes pasado, varios países europeos, incluidos Francia, Italia, Suecia y Alemania, interrumpieron o limitaron el uso del fármaco tras una serie de informes de que algunas personas vacunadas con el antídoto creado por AstraZeneca y la Universidad de Oxford desarrollaron coágulos sanguíneos.

Estos incidentes incluyeron casos aislados de sangrado, coágulos de sangre y un nivel bajo de plaquetas después de las inoculaciones con este fármaco.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) declaró el pasado 7 de abril que la posible formación de coágulos de sangre debería figurar como un efecto secundario «muy raro» de la vacuna de AstraZeneca, pero señaló que los beneficios del fármaco superaban sus potenciales riesgos.

«Con base en los hallazgos científicos, nuestra evaluación general es que existe un riesgo real de efectos secundarios graves asociados con el uso de la vacuna de AstraZeneca. Por lo tanto, hemos decidido eliminar la vacuna de nuestro programa de vacunación», comentó el director general de la Autoridad Sanitaria de Dinamarca, Soren Brostrom, subrayando que la decisión se basó también en el hecho de que hay «otras vacunas a disposición» y que la pandemia «está bajo control».