Internacionales

Denuncia de Katia, nicaragüense asesinada en España, había sido calificada de “bajo riesgo”

Katia Altamirano recibía atención telefónica tras haber denunciado ser víctima de violencia machista, pero las autoridades reconocen que “algo está fallando” y que “no se llegó a tiempo”.


El femicidio de Katia Altamirano, una nicaragüense de 35 años, residente de Zaragoza, España, ha sido condenado por las más altas autoridades del país, que luego de conocer que la mujer había denunciado a su agresor, pero fue considerada de “bajo riesgo” se comprometieron a revisar de urgencia los protocolos de actuación contra la violencia machista.  

Katia, originaria de El Viejo, Chinandega, fue asesinada este domingo por su expareja Rubén Calvo Ropero, un español de 31 años. El hombre se encuentra bajo custodia policial en un hospital.

La delegación del Gobierno contra la Violencia de Género confirmó que “la víctima tenía un hijo menor de edad y existían denuncias previas por contra el presunto agresor”. 

Este lunes, durante un acto de condena por el asesinato machista en Zaragoza, la delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría, informó que las Fuerzas de Seguridad del Estado recientemente, habían revisado el caso, considerando el riesgo de “nivel bajo”, lo que permitía a la víctima tener atención telefónica.  

En España solo las víctimas en “riesgo extremo” tienen acompañamiento de agentes de la Policía las 24 horas del día. 

En función del riesgo, las mujeres víctimas de violencia cuentan con distintos instrumentos de protección, como un botón pulsador o una pulsera, así como la aplicación móvil ‘Alert Cops’, que envía a la Policía la geolocalización de la víctima de forma instantánea. 

La delegada del Gobierno de España reconoció que “algo está fallando cuando no se está llegando a tiempo para proteger a estas mujeres”, por lo que llamó a “mejorar los mecanismos que nos permitan protegerlas”.  

CONDENA UNÁNIME 

Desde que se conoció el asesinato de Katia a través de las redes sociales diversos y representantes institucionales expresaron su condena.  

El presidente de España, Pedro Sánchez, condenó el crimen y recordó que se están “revisando los protocolos de actuación y haremos lo que sea necesario para proteger de forma efectiva a todas las mujeres”.  

“España sufre una lacra machista que hace que haya hombres que matan a las mujeres por el hecho de ser mujeres y no debemos mirar a otro lado mientras se suceden día a día estos asesinatos. Hago un llamamiento a toda la sociedad para que no banalicemos la violencia de género y combatamos juntos la lacra machista que tanto nos avergüenza”, dijo Sánchez este lunes en un acto público. 

Por su parte, Irene Montero, ministra de Igualdad, pidió “unidad feminista e institucional frente a la violencia machista”.  

Montero anunció una reunión de urgencia este viernes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para activar un plan de mejora y de modernización de los protocolos.  

La funcionaria española, que ha comparecido ante diversos medios tras el crimen de la nicaragüense, considera necesario que hay que centrar más atención en el agresor con medidas como las pulseras de control y evaluar en qué fase de la atención que se ofrece a las mujeres se está “fallando” porque en ocasiones, como las de la última semana, “no se ha llegado a tiempo”.