Internacionales

Costa Rica vive el momento más crítico de la pandemia de Covid-19

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo en una conferencia de prensa que hay mucha gente aglomerándose en centros comerciales, comercios y las calles haciendo compras navideñas, ante lo que hizo un llamado a la responsabilidad de la población.


Costa Rica está viviendo el momento más crítico de lo que va de la pandemia de la Covid-19 con una oleada de casos que ha saturado la sección de cuidados intensivos dedicada a los pacientes más críticos.

Las autoridades informaron este domingo que el sábado, por primera vez, se alcanzó el tope de las 116 unidades de cuidados intensivos dedicadas a los pacientes más críticos de covid-19. Para este domingo hay cinco de estos espacios disponibles, de los que solo dos corresponden a camas para adultos.

La otra categoría de cuidados intensivos es la de pacientes severos, de las cuales Costa Rica cuenta con 233 camas. A este domingo hay 63 espacios disponibles en este servicio para pacientes con covid-19.

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo en una conferencia de prensa que hay mucha gente aglomerándose en centros comerciales, comercios y las calles haciendo compras navideñas, ante lo que hizo un llamado a la responsabilidad de la población.

«Hacer fila en una tienda es opcional; hacer fila en una UCI (unidad de cuidados intensivos) no», expresó el funcionario.

Las autoridades costarricenses han dicho que al inicio de la pandemia el país solo contaba con 21 camas de cuidados intensivos y que esa capacidad se logró ampliar a 359.

Sin embargo, han aclarado que no hay más personal especializado en el país para cubrir una mayor ampliación de esos espacios.

El médico de cuidados intensivos, Marco Boza, explicó que cuando un paciente ingresa a una UCI es porque ha perdido la funcionalidad de órganos como pulmones, cerebro, hígado, riñones, circulación, trastornos metabólicos.

«Algunos pueden evolucionar con riesgo de muerte inminente y requerir soporte de sus órganos más especializado que sólo se dispone en estas camas críticas», explicó.

Por su parte, el gerente médico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz, afirmó que el país se encuentra «frente a un panorama crítico al cual no queríamos llegar».

«Esto implica que al sobrepasar en cantidad las personas en condiciones críticas respecto a la disponibilidad de camas, estos pacientes no podrán disponer de camas que brindan un tratamiento más especializado para su condición: hablamos de terapia de reemplazo renal y otros tratamientos», dijo.

Ruiz fue enfático en que la CCSS ha realizado todos los esfuerzos posibles de organización y logísticos, de equipamiento, de equipo médico y medicamentos para atender la pandemia.

«Hemos dado todas las millas extras y seguimos, pero ahora todo depende del comportamiento responsable de la población», manifestó.

Las autoridades insistieron en la urgencia de que en las fiestas de navidad y año nuevo la gente no realice reuniones sociales con personas fuera de su núcleo íntimo, y que se mantenga lo máximo posible en casa.

Costa Rica registró su primer caso de covid-19 el 6 de marzo pasado y luego de varios meses de cierres y aperturas graduales, en la actualidad prácticamente todas las actividades económicas se encuentran habilitadas bajo protocolos sanitarios y límites de aforo.

De momento las autoridades no han anunciado medidas restrictivas diferentes a las que se mantienen, como lo es la prohibición de circulación para vehículos entre las 10 pm y las 5 am, así como un día a la semana de acuerdo al número de placa.

Hasta el pasado viernes este país de 5 millones de habitantes acumulaba 157.472 casos de covid-19, de los cuales 1.996 murieron.

En las últimas semanas el país ha registrado alrededor de 1.100 casos nuevos por día, pero la preocupación de las autoridades es que la gente está llegando a los centros médicos en condiciones más graves.