Nacionales

Canatur entrega 25 quintales de alimentos en Bilwi

Arturo Cano -Diaz, señaló que viajaron el pasado miércoles para entregar la ayuda que 18 capítulos del país en una colecta de emergencia


Un importante apoyo de 25 quintales de alimentos fueron trasladados por la representación de Canatur a Bilwi, y hasta la costa de Wawa Bar ( La barra de los sonidos del mar) donde los negocios turísticos quedaron arrasados por los huracanes Eta e Iota.

Arturo Cano -Diaz, señaló que viajaron el pasado miércoles para entregar la ayuda que 18 capítulos del país en una colecta de emergencia, para entregarlo a comunitarios y a empresarios turísticos que estaban a la orilla del mar y se quedaron sin negocio y con las estructuras arrasadas, sólo se observan los pilotes donde se montaban bares y restaurantes. Cano comentó que hicieron contacto con Orlando Hislop para entregar la ayuda y también con el padre Javier Pla, sacerdote rector en la zona.

El religioso que descendió de una lancha fue divisado con de ropas de campaña y de botas, sin imaginarse que era el párroco que llegaba de hacer sondeos para trasladar apoyo a los comunitarios que quedaron sin casas.

En la región, las universidades, Cruz Roja instituciones e Iglesias están trasladando apoyo para toda la región que ahora se encuentra sumida en la pobreza.

Embajador impresionado

Por su parte se informó que el embajador alemán Christoph Bundescherer, dijo este fin de semana luego de ver a los comunitarios de Wawa bar que estaba en representación del Gobierno de Alemania “para ver las necesidades humanitarias” en esa región de Nicaragua, la más golpeada por los huracanes.

Asimismo, el diplomático se declaró “muy satisfecho” al corroborar que la ayuda que están financiando, a través del Programa Mundial de Alimentación (PMA), “está llegando a las comunidades más necesitadas”.

Alemania ha puesto a disposición del PMA tres millones de euros (unos 3,6 millones de dólares) en ayuda humanitaria para la región centroamericana.

Zona pobre y golpeada

La RACN, la más pobre y aislada, y de unos 500.000 habitantes, en su mayoría indígenas, fue la zona más afectada por el paso del huracán Eta el 3 de noviembre pasado, y del Iota el día 16 del mismo mes, ambos en categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.