Internacionales

Brasil rompe de nuevo su récord de muertes diarias por Covid-19 al alcanzar 4.249

En América Latina la crisis sanitaria parece haberse recrudecido en varios países, especialmente Brasil, ante lo que parece un claro avance de la cepa brasileña del virus, que se ha demostrado que es bastante más contagiosa que el virus original.


El planeta se encuentra en pleno proceso de vacunación contra el Covid-19. Los procesos parecen acelerarse en países miembros de la Unión Europea, que tienen como objetivo poder reabrir en el verano boreal, aunque sea de forma parcial, para dar oxígeno a su malograda economía.

En este intento, países como Alemania han recibido luz verde para comenzar a negociar con Moscú un comprar de la vacuna Sputnik V a título individual. No se descarta que más miembros europeos opten por esta medida con el objetivo de acelerar sus procesos de inmunización colectiva. A pesar de que este modelo de dosis fue rechazo en un inicio por Bruselas, en las últimas semanas se ha comenzado a ver con mejores ojos el producto elaborado por Rusia.

En América Latina la crisis sanitaria parece haberse recrudecido en varios países, especialmente Brasil, ante lo que parece un claro avance de la cepa brasileña del virus, que se ha demostrado que es bastante más contagiosa que el virus original. A pesar de ello el proceso de vacunación continua, aunque algo más lento que en otras partes del mundo. Chile y Uruguay son los dos países que van en la cabecera de personas que cuentan con al menos una dosis.

El mundo acumula 133,3 millones de personas contagiadas, 2,9 millones de fallecidas, 75,9 millones de recuperadas y 710 millones de dosis de las diferentes vacunas administradas. Estas son las noticias de la pandemia más destacadas de este jueves 8 de abril de 2021:

Brasil continúa batiendo sus propios récords de fallecimientos diarios a causa de la pandemia de coronavirus. Esta semana ya es la segunda vez que este límite se rompe al llegar a los 4.249 decesos en las últimas 24 horas. 

La situación del país sigue siendo límite y lo peor es que no se ve un techo claro a la curva de fallecimientos causa por la pandemia. Las autoridades locales piensan que durante las próximas semanas se podrán registrar datos mucho peores debido a que en la pasada Semana Santa miles de brasileños salieron de viaje. 

La situación ya hace tiempo que se le ha ido de las manos al Gobierno de Jair Bolsonaro, que es constantemente acusado por su inacción frente a la pandemia y, especialmente, frente a la grave amenaza que representa la variante amazónica del virus, que es mucho más contagiosa que la versión original. Este jueves, además, se contagiaron más de 86.650 personas. 

Desde hace semanas se ha comenzado a realizar entierros masivos de forma nocturna ante el colapso de las instalaciones e incluso se han vaciado tumbas antiguas ante la previsión de un aumento importantes de personas fallecidas. 

Brasil es el segundo país con más fallecidos, al acumular ya 345.025 en apenas trece meses, y más casos confirmados de la enfermedad, después de Estados Unidos, y actualmente afronta la peor fase de la pandemia con los hospitales públicos desbordados ante el crecimiento de los ingresos por Covid-19.

En las últimas 24 horas, la Secretaría de Salud reportó 548 nuevas muertes, para un total de 206.146 fallecimientos.

Sin embargo, la cifra real puede ser mucho mayor, ya que el pasado 28 de marzo el propio Gobierno federal informó, en su reporte más actualizado sobre el «exceso de mortalidad», que el país había registrado 294.287 defunciones por el virus.

Este informe, sumado a los nuevos decesos, mostrarían que México se estaría acercando a los 300.000 fallecidos por coronavirus. Es decir, que quedaría casi al mismo nivel que Brasil, con un total de 345.025 decesos, que ocupa el segundo lugar de fallecimientos en todo el planeta, según el ranking de la Universidad Johns Hopkins. Estados Unidos mantiene el primer puesto en la lamentable lista.

Con relación a los contagios, las autoridades informaron sobre 5.140 casos en el último día. De esta manera, el territorio mexicano presenta un total de 2.261.879 personas que han contraído la enfermedad, cifra con la que ocupa el decimocuarto lugar a nivel global.

Según cifras del Gobierno, hasta el momento, este país ha aplicado 10.642.873 dosis de los antídotos contra la pandemia. Entre estas, un total de 1.664.658 ciudadanos han sido completamente inmunizados, tras recibir las dos dosis de la inyección.

La nación aún está lejos de inmunizar a la mayor parte de su población de 127 millones de personas.