Chinandega

Bajos rendimientos del maíz y preocupación con la postrera

maiz

Pequeños productores chinandeganos del maíz, planean sembrar para la postrera, aunque inquietos por el anuncio de la llegada del fenómeno del Niño.

Estos experimentan los bajos rendimientos de la cosecha de primera, que por la falta del lluvias en la segunda parte del mes de junio se unió a la canícula y los rendimientos fueron bajos en la cosecha de cinco mil manzanas en el departamento.

La cosecha del maíz se dispara hasta 17 mil manzanas en la postrera, sin embargo los productores de los llamados ‘Cuatro municipios santos del norte del departamento de Chinandega’; San Juan de Cinco Pinos, San Francisco de Cuajiniquilapa, San Pedro de Potrero Grande y SantoTomás del Nance reportan hasta un 80 por ciento de pérdidas por la falta de lluvias, mas drástico que en otras zonas, confirmó Roger Ríos, de la Unag-Municipal.

Compradores hasta Chinandega

El grupo Agro Junesa, que ofrece servicio de desgrane en el plantel de la señora Gerarda Palma, en el barrio El Calvario, acopia gran parte de la actual cosecha de maíz que llega desde las comarcas del municipio de Chinandega.

El grano es apetecido ahora por compradores que llegan de Chontales, Estelí, Sébaco-Matagalpa y Jalapa.

«En esos municipios los productores reportan muchas pérdidas porque las lluvias fueron escasas», mencionó un representante de esta desgranadora, quienes también elaboran alimentos balanceados al aprovechar el olote y una mezcla de harina de maní y otros rubros.

Inquietos con la postrera

Faustino Alvarado, campesino de Comarca La Grecia, norte de Chinandega, dijo que sembró el maíz en la primera quincena del mes de mayo, aún así la perspectiva que tenía de 40 mil matas o 40 mil elotes en manzana y media se le vinieron abajo.

«La lluvia dejo de caer al final de junio cuando el maíz tenía los chilotes y solo coseche 30 quintales por manzana, de 70 que preveía», lamentó el pequeño productor.

Respecto al ciclo de postrera teme que el anuncio del fenómeno del Niño le provoque pérdidas, pero ya tiene los 13 mil córdobas para sembrar al menos una manzana.

Disciplina en el terreno

Por su parte Rafael Vallecillo, originario de Comarca Oriental ‘La Bolsa’, dice que cosechó siete manzanas de maíz amarillo para utilizarlo en su granja de aves y cerdos.

«Hubo bajo rendimiento pero no al extremo porque sembré el 10 de mayo y las lluvias al inicio fueron copiosas, además que se requiere disciplina, limpieza y atención a los cultivos», comentó Vallecillo.

Para los representantes de Agro Junesa, el promedio de pérdida en la cosecha de maíz es de un 60 por ciento debido a que no fueron los rendimientos esperados de 40 quintales por manzana, este descendió hasta 15 y 20 quintales.

El fin de semana pasado fue de dos aguaceros que animan a los pequeños productores a plantar la semilla con la esperanza que se dé una buena cosecha de postrera.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: