Chinandega

Bajada solemne de Santa Ana

santa ana

Cambios en festividades patronales chinandeganas

El “Corrido de Chinandega”, a viva voz, armonizó la feligresía, esclavas y eclesiásticos en la solemne bajada de la imagen de Nuestra Señora de Santa Ana, patrona de los católicos chinandeganos.

El cambio del horario de la bajada de la imagen, fue notorio a las 7: 30 de la mañana, puesto que tradicional es a las 10: 00 de la mañana. Monseñor Jaime Guillermo Ramos, confirmó de los cambios en la organización de la festividad dada la realidad del país, al no contar con los suficientes recursos y el espíritu de la ciudadanía.

Con la exposición de la imagen hubo romería de estudiantes y vivanderas, además de desfile de carretas engalanadas con flores y jovencitas que lucían trajes típicos.

“No hay serenata porque tampoco hay dinero; esta vez volvemos a lo de antaño con una vigilia religiosa a partir de las 7: 00 de la noche un rosario de luz que se acostumbraba y que será dirigida por las esclavas de Santa Ana. El cierre de las puertas del templo será a las 9: 00 de la noche”, mencionó el párroco.

Esta madrugada de jueves a las 4: 30 de la madrugada un mariachi entonara cinco canciones a la patrona local, la participación a las 10: 00 de la mañana del obispo Bosco Vivas y la procesión a las 2: 00 de la tarde por dos horas de la imagen que recorrerá en una carroza. Lo normal del recorrido son cinco horas.

Lo de la carroza es otro de los cambios debido a que era cargada por agentes policiales y soldados del Segundo Comando Militar.

Una feria de artesanías con tarima para presentaciones culturales se ubica en la zona norte y oeste del Parque Central promovida por el Intur, pero desligada de las festividades religiosas como se coordinaba.

Pompilio Ríos, docente del Colegio Rey Juan Carlos Primero, fundado por el Padre Marcos Dessi, dijo que siempre cumplen con la tradición de visitar el templo con los estudiantes. “Dadas las circunstancias del país comprendemos toda la magnitud; tenemos que guardar nuestras devociones”, señaló Ríos.

Arturo Cano, historiador que promovió ayer el desfile de carretas y bueyes desde las comarcas orientales, mencionó que la celebración estaba acorde a la situación del país, mayor devoción, oración y sencillez.

Monseñor Jaime Guillermo Ramos, señalo que no han dejado de rezar y pedir por la paz desde que comenzó la crisis, “La oración es el arma del cristiano, pidiendo por nuestros obispos que confiamos sean aun los garantes del dialogo, ellos tienen una gran fortaleza. Siempre en aras de la paz si somos una iglesia perseguida y mañana una iglesia marginada no importa, seguiremos cumpliendo la misión de propagadores de la Buena Nueva del Señor”, refirió el párroco.

La festividad a lo largo del mes de julio no contó con la feria del maíz ni el desfile hípico.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: