Sucesos

Avión con cerca de 50 pasajeros a bordo desaparece en Indonesia tras despegar

Se cree que había 56 pasajeros y seis tripulantes a bordo, en un avión con una capacidad para 130.


Un avión de pasajeros con más de 50 personas a bordo desapareció este sábado poco después de que despegara de la capital de Indonesia, Yakarta.

Las autoridades locales confirmaron que perdieron el contacto con el Boeing 737 de la aerolínea indonesia Sriwijaya Air que se dirigía a Pontianak, la capital de la provincia de Borneo Occidental, en el oeste del país, un vuelo que normalmente dura una hora y media.

Se cree que había 56 pasajeros y seis tripulantes a bordo, en un avión con una capacidad para 130.

El sitio web de seguimiento de vuelos Flightradar24.com asegura que la aeronave había perdido más de 3.000 metros de altitud en menos de un minuto.

En la televisión y en las redes sociales comenzaron a circular lo que parecían ser restos de un avión en Indonesia.

Varios residentes de una isla cerca de donde desapareció la aeronave le dijeron al servicio indonesio de la BBC que habían encontrado objetos que parecían provenir del avión.

Por su parte, el Ministerio de Transporte de Indonesia informó que estaban realizando esfuerzos de búsqueda y de rescate.

Además, precisó que el último contacto con el avión se tuvo a las 2:40pm hora local (07:40am GMT).

En un comunicado, la aerolínea Sriwijaya Air indicó que aún se encuentra recopilando información sobre el vuelo antes de hacer alguna declaración.

Según los detalles de registro, el aparato es un Boeing 737-500 con unos 27 años de antigüedad.

El avión no es un 737 Max, el modelo de la compañía Boeing involucrado en dos accidentes en los últimos años.

El primero de ellos ocurrió en octubre de 2018 con una aeronave de Lion Air, otra aerolínea indonesia, que cayó en el mar y en el que 189 personas perdieron la vida.

El corresponsal de la BBC en Yakarta, Jerome Wirawan, estima que tras este nuevo incidente surgirán difíciles interrogantes en Indonesia, cuya industria aérea ha estado bajo intenso escrutinio desde el accidente de Lion Air.