Internacionales

Así cambiaron los rostros de estos trabajadores de la salud italianos tras ocho meses de pandemia

Un reportaje de la agencia de noticias AP muestra las huellas en sus cuerpos tras varios meses de duro trabajo en la primera línea contra esta mortífera enfermedad.


Agotamiento, desgaste físico, cicatrices, ojos tristes: la crisis del COVID-19 ha provocado cambios hasta en el aspecto físico de estos trabajadores sanitarios italianos, además que en la vida de millones de personas.

Un reportaje de la agencia de noticias AP muestra las huellas en sus cuerpos tras varios meses de duro trabajo en la primera línea contra esta mortífera enfermedad.

Los doctores y enfermeras en Italia han sido elogiados como héroes por haber atendido y tratado a pacientes extremadamente enfermos con coronavirus.

Pero ahora ellos están sufriendo.

Lombardía fue la región del mundo más afectada y el personal médico está teniendo dificultades tratando de mantener la cordura.

Paolo Miranda es un enfermero de cuidados intensivos en Cremona. «Estoy más irritable», confiesa. «Me enojo fácilmente y busco pleitos».

Hace unas semanas, Paolo decidió documentar la desoladora situación dentro de una unidad de cuidados intensivos tomando fotografías. «Nunca quisiera olvidar lo que nos ocurrió. Pronto estará consignado a la historia», me cuenta.