Especiales

Accidente le cambio la vida

accidente

Hazel Monjarretz Baca, de 30 años, no podrá caminar en los próximos 10 meses, por la fractura en la pierna y pelvis la herida e incrustaciones de vidrio en su brazo izquierdo y el golpe en el ojo derecho cuando viajaba de pasajera en el impacto de un camión contra el taxi que viajaba.

El accidente ocurrió el atardecer del 5 de diciembre pasado en el empalme de Chichigalpa con la muerte del taxista, que en las imágenes los vecinos al enderezar el vehículo le observaron colgado en la puerta derecha.

Le puede interesar: Fuerte accidente en empalme de Chichigalpa

La joven que el martes experimentó una cirugía menor en su brazo para extraerle vidrios, debe asistir continuamente a la clínica previsional del barrio Guadalupe, Chinandega.

Refirió que después de la intervención quirúrgica en su pierna y pelvis concluyó con las 21 inyecciones de 500 córdobas cada una que le aplicaron, le preocupa la visión en su ojo derecho y los estudios de su hijo mayor de siete años.

Ella es madre también de una niña de 3 años. “No he recibido ninguna indemnización de institución ni aseguradora y tengo que gastar en el traslado en taxi y en medicinas. El ortopedista dice que no debo apoyar la pierna” indica la joven.

Irrespeto el alto

Esa tarde del accidente la joven que cobró su último sueldo en Inatec pidió traslado al taxista Francisco García, de 50 años, en la ciudad de Chichigalpa para el empalme, ahí el cadete obvio el alto y el camión con productos lácteos, placas M 221 505 que circulaba de oeste a este en la carretera Panamericana se estrelló en el lado izquierdo, lo hizo volcarse y el taxista murió.

La pasajera que viajaba en la parte trasera dijo que en la zona también circulaban dos cabezales de oeste a este los que gracias a Dios se detuvieron a tiempo. “Lo demás no lo recuerdo” dice la lesionada que fue trasladada a sala de emergencia del Hospital General España.

Lenta recuperación

La joven que tres días antes se le venció el contrato con Inatec donde laboraba agradece el apoyo de la familia en la comarca El Pellizco Central, norte de Chichigalpa. “La verdad esta situación es muy difícil, incurrir en gastos que gracias a Dios mi familia y amigos que con un grano han aportado y eso me ha ayudado. El gasto en las inyecciones anticoagulantes no lo cubrió el seguro social, eran vitales y tenía que comprarlas”, comentó la joven acompañada de su pequeño hijo, padres y un tío al momento de nuestra visita la mañana de ayer.

Ignacio Monjarretz, señaló que los días han sido difíciles con su hija y demandó el apoyo e indemnización para su hijo de acuerdo al seguro que corresponde al taxi.

Ana Julia Baca, refirió que mantiene un acompañamiento estricto con su hija accidentada la que espera pueda recuperarse pronto.

No pudo evitarlo

Claudio Tórrez, conductor del camión, señaló que el taxista jamás hizo caso al alto y aseguró que fue tarde para evitar estrellarse en el costado de García. El taxi, con placas CH 526, quedó totalmente destruido.

El choque esa vez bloqueó el tráfico en la vía Panamericana Chinandega-León.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: