Deportes

A 11 años de la muerte del boxeador Alexis Argüello

Hace 11 años, el boxeo nicaragüense recibió un gancho al hígado, paralizante, que estropeó las bilis e hizo temblar el corazón, al conocer la fatídica noticia del fallecimiento del tres.


Hace 11 años, el boxeo nicaragüense recibió un gancho al hígado, paralizante, que estropeó las bilis e hizo temblar el corazón, al conocer la fatídica noticia del fallecimiento del tres veces campeón mundial Alexis Argüello.

Ese 1 de julio de 2009, fue una mañana de sorpresa, que luego cayó en tristeza, porque el más grande ídolo del deporte nicaragüense, había fallecido, a los 57 años de edad.

Oficialmente, se dijo que fue suicidio, pero una década más tarde, se sigue cuestionando la forma de la desaparición física del llamado “Flaco Explosivo”.

Pero más allá de los cuestionamientos que se puedan formular alrededor de ese suceso, sin duda alguna la muerte de Alexis Argüello fue un golpe bajo para el deporte pinolero.

Alexis Argüello, en ese entonces alcalde de Managua, amaneció muerto en su casa de habitación producto de un disparo en el pecho.

El legado

A pesar de ese cierre, el legado de Argüello es espectacular.

Según boxrec.com, su palmarés fue de 77 victorias, 8 derrotas y unos impresionantes 62 nocauts. También se habla que fueron 81 victorias, pero todavía no existe un dato oficial de sus éxitos en el profesionalismo.

Argüello fue el primer deportista que puso en el escenario mundial, el nombre de Nicaragua, cuando el 23 de noviembre del 1974, noqueó en 13 rounds al entonces campeón mundial mexicano Rubén “El Púas” Olivares, para conquistar el título pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Alexis ganó tres títulos mundiales en las décadas doradas del boxeo mundial, trascendió fronteras y se convirtió en un peleador imán, muy respetado por su desarrollo intelectual y por sus demostraciones en el cuadrilátero.

Fue llamado de varias maneras, como el “Caballero del Ring” y el “Flaco Esplosivo”.